Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

VESTIR PARA LA OFICINA

Para lucir profesional y elegante no necesitas gastar grandes cantidades de dinero si aprendes a reconocer lo que te luce mejor y la imagen que quieres proyectar. Pero para esto necesitamos algunos conocimientos esenciales como cuáles son tus imprescindibles, es decir, debes preguntarte en qué espacios te desenvuelves la mayoría del tiempo, las ocasiones para las que mayormente debes vestir y qué prendas te favorecen.

Quizá puedas pensar que necesitas de un gran presupuesto, pero lo cierto es que, mientras tengas establecidos los conocimientos que menciono, encontrar lo que necesitas puede ser económico para tu bolsillo, o también puedes permitirte gastar un poco más en ciertos accesorios que puedan ser el complemento que le sume más valor a tu imagen, pero que no tengas que prescindir de ellos para verte elegante.

Más allá de las actividades o espacios en los que dedicamos la mayoría del tiempo, hay algunas prendas imprescindibles en el clóset de alguien lista para ser parte de cualquier momento que requiera profesionalismo y elegancia, y esto puede considerarse desde una entrevista o reunión de trabajo, a los momentos más cotidianos del día a día. Y es que no necesitas que los momentos requieran de tanta formalidad para lucir impecable. Sabemos que si bien podemos ir al super en ropa deportiva o tomar lo primero que veamos, para el área social formal de importancia hay códigos que nos permiten lucir acorde al momento.

Los imprescindibles son esas prendas de vestir que nos aportarán una imagen sofisticada sea cual sea la ocasión, y que deberías reconocer y tener presentes cuando ya te desenvuelves en un área laboral profesional. Con estas prendas puedes cumplir el protocolo casual o formal business.

Empecemos por la parte superior teniendo en cuenta prendas como el blazer o gabardina. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer, no solo los necesitarás para el día a día para abrigarte, sino que son parte de los códigos de vestimenta profesionales. Asimismo tenemos la camisa blanca, que es una prenda muy versátil y la puedes combinar con pantalón, faldas y blazer; al igual que la camisa blanca, una blusa negra de tela como seda o algodón también te permitiría tomar tanta ventaja como la camisa blanca.

El famoso vestido negro es también una de las prendas más útiles y fáciles de combinar. Un vestido puedes llevarlo sin abrigo, con abrigo, con un cinturón en el medio, sin cinturón, con una pashmina y podrás hacerlo ver diferente. Combinarlo con un cárdigan encima también puede transformarlo fácilmente de un vestido, a una falda.

En la parte inferior, un pantalón de vestir puede ser en forma de palazzo, recto o de campana; siendo los más favorables a la hora de aportar elegancia. En cuanto a las faldas, si bien tenemos la libertad de jugar con largos, si quieres verte sofisticada tus mejores opciones son la falda midi o de corte lápiz, esto con el fin de evitar incomodidades a la hora de movernos, de sentarnos o vernos más arriesgadas.

En cuanto a los accesorios, el uso de bolsas se reduce a modelos sencillos dependiendo de qué tanto necesites llevar ante la ocasión. Se recomienda el uso de carteras medianas, sin pedrería y de colores sobrios. Actualmente eso de combinar el bolso con el calzado se ha vuelto opcional, sin embargo la sobriedad es necesaria si buscamos elegancia. Los accesorios minimalistas son tu mejor opción teniendo siempre en cuenta tu tono de piel, ya que el dorado le luce más a ciertos tonos de piel, y el plateado a otros. Evita usar otros colores en accesorios que llamen la atención, el plateado y el dorado son los más sobrios.

El calzado ideal para formalidades en empresas son preferiblemente cerrados y de punta; el uso de sandalias no es muy recomendable para oficinas, ya que puede restar formalidad a la imagen si no sabes combinarla de la mejor manera, pero si decides llevarlas lo más recomendable es que sean de colores neutros, sin detalles de pedrería y sin plataforma. También se recomienda llevarlas preferiblemente con prendas de vestir que cubran por debajo de las rodillas.

Con estas recomendaciones e imprescindibles para una imagen formal y elegante podrás reconocer mejor tus necesidades a la hora de vestir y cumplir con los códigos, y no tiene que resultar costoso si sabes combinar las prendas y tomar los colores más adecuados.

Relacionado