Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Verdaderas camisetas heavy

Todo lo que vais a leer en este post son las conclusiones a las que he llegado tras quitarle el polvo a mi cerebro sociológico. Sí, estudié una de esas carreras que aparentemente no sirven para nada a nivel laboral, pero sirven para la vida y llegas a decir que debería ser una asignatura obligatoria desde el colegio. 

El caso es que una tarde cualquiera me acerqué a una tienda del casco viejo de mi ciudad que lamentablemente no ha sabido aguantar el paso de los años. O ha hecho una retirada a tiempo, quién sabe. En la puerta, un cartel enorme pintado a rotulador “Camisetas Heavys 9,90€”, en ese momento no me había fijado en el cartel de liquidación por cierre del escaparate. 

Una vez dentro, me encuentro montañas ingentes de camisetas de todo tipo y empiezo a buscar. Tenía claro que quería una camiseta roja y al añadir Rammstein a la ecuación, hice pleno. Encontré unas 7 u 8 camisetas mas, pero llegó el momento selección y el quid de la cuestión de este post.

Encontré una camiseta negra, con una imagen de un ángel en penitencia y una tumba de las antiguas, con una leyenda en la parte inferior. Resultó ser una camiseta de merchandising de un grupo de metal estadounidense, All That Remains. Yo la había elegido porque me pareció bonita, pero finalmente no me la llevé; no me parecía consecuente llevar una camiseta de un grupo musical sin haber escuchado nada de ese grupo nunca en mi vida. Esta situación desencadenó una conversación muy interesante con mi pareja acerca de las “verdaderas camisetas heavys” y lo que se vende ahora en las tiendas.

Seguro que habeis visto, y algunos y algunas tendréis en casa, camisetas con imagenes de ACDC, Guns And Roses, Bon Jovi… o la “hastaenlasopa” de los Ramones en mil y un colores diferentes (por cierto, estuve a punto de cogermela en rosa, menos mal que no lo hice…).

El caso es que durante la vuelta a casa, mi pareja me hizo un monólogo sobre las verdaderas camisetas heavys, estas que llevan el logo de la banda por delante y el cartel de la gira por detrás. Él es de los que piensa que eso sí eran camisetas heavys y no lo que se vende ahora. Le dí la razón en ese momento, pero después me puse a darle vueltas y a buscar información sobre este asunto. Y llegué a otra conclusión diferente.

Ese mismo día, leí que en Internet se había puesto el grito en el cielo porque dos celebrities habían lanzado una serie de camisetas con sus caras modificando iconos de la cultura popular. ¡Se les echaron encima!. ¿Con razón?, en un primer momento puede que si, y desde la postura que ellas lo realizaron y su equipo de marketing y comunicación lo lanzó seguro que también, pero intentemos verle el trasfondo a todo esto.

¿Por qué ahora molesta a algunos, a mi entre ellos hasta hace poco, que una niña de catorce años lleve una camiseta de AC/DC, Nirvana o Iron Maiden solo porque la combinación de colores de la estampación va bien con los colores secundarios de las sneakers último modelo que se ha comprado en su tienda favorita? Porque aquellos que se ofenden por esto, le dotan a esos iconos de un significado añadido a esas imágenes, son los amantes de la música ortodoxos los ofendidos con este comportamiento cuando en realidad es culpa de todos nosotros. De todos.

Hemos convertido esas imágenes que representaban una realidad, un grupo social, en un logo, un objeto consumible, algo que tiene estética y no predicado y por esta evolución se denosta a aquellos que usan estos objetos sin conocer a la realidad a la que hacen referencia. ¿Tiempos pasados siempre fueron mejores? ¿Si pero no? ¿Solo para algunas cosas? El hecho es que el significado se lo da cada cual. Yo elegí no comprar la camiseta de All That Remains porque no veía consecuente llevar una camiseta o representarme con un gusto musical asociado a ese grupo cuando no he escuchado nunca su música. ¿La niña de catorce años tiene que dejar de llevar la camiseta de AC/DC por la misma razón? No, por qué iba a hacerlo si el mercado le presenta la opción de llevar esa imagen como una estética determinada, como un mandamiento de la moda.

Además, el propio mercado ha creado una solución a ese “problema”, adoptando la personalización de productos como una tendencia al alza. Algunos acusan a la aceleración del fast fashion, la democratización de la moda, como principales disparadores de este afán de diferenciación, sin embargo, en realidad se están creando nuevos iconos culturales con significado intrínseco. Y puede que esa sea la menos mala de las soluciones. Juzgad vosotros mismos.

Imagen de artículo “El Mundo loco de las camisetas bootleg” disponible en Revista Don
(enlace abajo)

Revista Don

 

 

Relacionado