Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Unos minutos más…

Todos los días al levantarse mis hijos me piden que los deje unos minutos más.

Todos fuimos niños y pedimos esos minutos, por lo que suelo dejar que ellos tengan esos minutos con la condición que cuando vuelva ya no tendrán más minutos.

Dejar que mis peques se queden esos minutos me da tiempo a terminar de arreglar las cosas para el cole.

No siempre es buena idea dejarle los minutos porque aveces estoy apurada. Porque minutos antes algo pasó y atrasó todo mi día.

Suelo levantarme antes de la hora para poder llegar a tiempo a todos lados y no estar a las corridas pero no siempre el universo colabora a que mi día este perfectamente alineado.

Para eso cree un protocolo de emergencia. Les permito esos minutos de más, pero los días que las cosas no salgan como esta planeado, les voy a decir activamos protocolo porque llegamos tarde y ellos deben de colaborar conmigo.

Además de ser parte de la familia y saber que no pasa seguido pero aveces pasa, son seres humanos independientes y saben que aveces se puede tener todo planeado pero no siempre sale como uno espera.

Es así que usamos ese protocolo para todo. Ellos para los deberes y yo para mi trabajo, siempre tengo un protocolo de emergencia.

Claro que cada protocolo es diferente dependiendo de lo que sea.

Ya iré publicado estrategias de protocolo para que puedas ponerlas en práctica para tu vida personal y laboral.

Sí me funciona a mí, estoy segura que te funcionará a ti y sino puedes cambiar un poco la estrategia, adaptarla, pero la base es la misma, resolver los problemas de último minuto.

Relacionado