Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Trueque. Priorizando el valor de uso

Trueque. Priorizando el valor de uso

No cabe duda que estamos llenos de objetos, objetos que adquirimos, en el mejor de los casos, por su utilidad. Sin embargo, nos ha sobrepasado esta dinámica consumista y acumuladora y ahora las casas están llenas de cosas, mucho más en los centros urbanos y cada vez más, también en las zonas alejadas de las urbes.

Una alternativa que he encontrado para no consumir más cosas, ha sido rechazar comprar el producto nuevo y priorizar la reutilización. ¿Cómo? Afortunadamente, a través del trueque, que “han sido formas tradicionales de expresión de un conjunto de procesos cuyo fundamento es la reciprocidad” (Villamar, 2016).

En México, el trueque como práctica de intercambio tiene una tradición ancestral. El trueque en la actualidad, lo puedo distinguir en tres formas:

  • Trueque desde tiempos remotos (generalmente en comunidades indígenas y en zonas rurales),
  • Trueques como formas de alternativas y de resistencia al modelo capitalista (movimientos antisistémicos)
  • Trueques como alternativa para reutilizar y colocar los objetos que se tienen en casa que  no se quieren tirar, pero que tampoco se pueden llevar a centros de donación (ojo, la donación no es una solución a la acumulación, ya platicaremos de esto en otra publicación).
24166993733_a79511488b_c

Trueque. Detalle del mural de Diego Rivera

ZERO WASTE Y TRUEQUE

En el caso del movimiento Zero Waste, de consumo consciente y responsable, en México se ha abierto la puerta al trueque. Sin embargo, no es fácil llevarlo a cabo priorizando el valor de uso, sobre el de cambio. Es necesario, como lo dice David Harvey, que “el valor de uso se imponga al valor de cambio”, que se priorice la utilidad sobre la ganancia.

Existen diferentes plataformas virtuales para llevar a cabo el trueque, esto es, intercambiar algo que no nos es útil, por algo que sí lo es. Funcionan así:

  • Intercambio de objeto por objeto: si tengo algo que ya no uso, es decir, que ha dejado de tener un uso para mí, pero que tiene aún una vida útil, entonces puedo cambiarlo por algo que en este momento sí necesito. O buscar objetos que necesito y ofrecer como intercambio, aquellos que tengo y no uso.
  • Intercambio de objeto por trabajo: puedo buscar algo que  necesito en este momento (objetos o servicios) y cambiarlo por servicios u objetos que pueda ofrecer como intercambio.
  • Intercambio de objetos por comestibles o plantas: si tengo objetos en buen estado y con vida útil que ya no uso, puedo ofrecerlos y pedir por ellos algún comestible. En esta modalidad, no se buscan más objetos, sino deshacerse de ellos a través de un trueque por alimentos.
Trueque_.png

Trueque

En suma, en el trueque relacionado con el movimiento Zero Waste y el consumo consciente, se evita el dinero como mercancía o patrón de cambio y se prioriza la utilidad de los objetos o servicios. El objetivo es rechazar el comprar un objeto, intercambiar en lugar de comprar, reutilizar los objetos que ya existen y ya han sido comprados, alargar la vida útil de ellos, disminuir los objetos que se tienen en casa.

    Villamar, A. (agosto de 2016). El estudio etnobiológico de los tianguis y mercados en México. [Versión electrónica]. Revista Etnobiologia. Vol 14 (2), 38-46.

Relacionado