Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Tips para PYMES y emprendedores: ¿Cómo afrontar el 2020?

El escenario global y nacional anticipa que los primeros meses del año serán complejos en términos económicos y financieros. Una realidad que afecta en mayor medida a las pequeñas y medianas empresas. Ante esto, la compañía de soluciones financieras, Nuevo Capital, entrega una serie de consejos para que emprendedores y Pymes puedan afrontar marzo y planificar su 2020.

La llegada de marzo representa múltiples complicaciones para las Pymes, dado que en ese mes suelen aumentar los gastos, se suscitan problemas de flujo de caja, se acerca la operación renta, pago de permisos de circulación, entre otros.

Sumado a un contexto de incertidumbre económica, el escenario se vuelve cuesta arriba para muchos pequeños y medianos empresarios del país. En este sentido, marzo se convierte en un mes estratégico para planificar y organizar la gestión del año, desde lo financiero hasta lo más administrativo.

Para la jefa de Marketing de Nuevo Capital, Denisse Haquin, este 2020 contará con múltiples desafíos para las pymes, quienes no solo deberán sortear las bajas en las ventas o pérdidas por daños a la propiedad, ocasionado por el estallido social, sino que también contemplar planes para reactivar equipos y capital de trabajo. “La situación actual del país ha influido en muchas Pymes. Datos del programa “Levantemos Tu Pyme” estima que más de 6.700 pequeñas y medianas empresas se vieron afectadas por el estallido social, situación que las obligó a reestructurar y optimizar sus equipos de trabajo con miras a reasignar recursos”, comenta.

Agrega que “éstas ya no sólo deben abordar su ámbito de acción, sino que abrirse a nuevas áreas económicas, conocer en detalle cómo funciona el mercado, fidelizar y atraer nuevos clientes. Sumado a que debe contemplar acciones para actuar frente a futuros escenarios de crisis económicas o sociales”.

Por ello, recomienda:

1. Planificar y analizar los costos fijos y variables del año: Toda empresa, aunque esté iniciando, debe tener en consideración el pago de algunos elementos que siempre deberá pagar (como arriendo de oficina, cuentas básicas, seguros) y otros que varían en función de la producción (materia prima, insumos, mano de obra).

Para contar con una buena estrategia anual, lo mejor será planificar qué necesito para que mi negocio opere correctamente y cómo aprovechar estos recursos para lograr buenos resultados.

2. Coordinación contable: Marzo es un buen momento para organizar obligaciones tributarias, tales como la operación renta. Si bien, el Servicio de Impuestos Internos (SII) contempla plazos definidos, las personas suelen dejar esto para última hora, generando complicaciones al momento de realizar la declaración anual de renta.

Tratar este tema con tiempo ayudará a agilizar el proceso y contar con el dinero
apropiado.
3. Factoring como apoyo ante la falta de liquidez: Suele pasar que las empresas se
quedan con falta de “caja chica” o dinero para operaciones cotidianas o pago de
sueldo. Ante esto, opciones como el factoring – cesión del servicio de cobranza de
futuras facturas o cheques para obtener el dinero de manera inmediata – se
convirtieron en un buen aliado frente a momentos de estrechez financiera y en
donde se requiere contar con recursos de forma rápida.
4. Alternativas de financiamiento correcto para el año: Se recomienda que los
emprendedores, además de contar con un “colchón económico”, busquen distintas
áreas para conseguir recursos. Marzo es un buen momento para analizar nuevas
opciones de inversión y modernización, procesos tales como la automatización,
incorporación de tecnología son los más adecuados para garantizar la operatividad
anual del negocio.
5. Riesgos económicos: Los emprendedores deben tener claro que toda empresa
posee altos y bajos. En ese sentido, las apuestas y los riesgos económicos que
posea la compañía -ya sea por factores internos y externos- deben estar bien
pensados y cubiertos con una estrategia que permita reducir una eventual crisis o
quiebra del proyecto.
6. Capacitación en diversos ámbitos: Es fundamental que quienes estén
comenzando su negocio aprovechen de capacitarse sobre el rubro, ya sea por
plataformas de libre acceso, fondos concursable del Estado, fondos de innovación o
iniciativas de organismos internacionales.
7. Integración de sistema de gestión o CRM: La utilización de sistemas de
administración de tareas y de gestión con los clientes puede ser muy eficiente para
centralizar las operaciones e interacciones de una empresa y, así, mejorar la
productividad, convertir los datos de tu negocio en información útil, captar nuevos
clientes, entre otros beneficios. Muchos de estos sistemas se pueden encontrar
gratuitos en internet y/o en su defecto a precios económicos.
8. Asesoría permanente: Las pequeñas y medianas empresas deben contar con
apoyo en todo ámbito de sus operaciones, ya sean legales, administrativas y de
ejecución. La base para emprender de buena manera es contar con un equipo
multidisciplinario que permita abarcar todas las áreas que debe tener el
emprendimiento.

Relacionado