Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

TikTok se abre paso ante Facebook e Instagram, pero ¿por qué no es rentable?

MARIANA PACHECO ORTIZ

Si naciste antes del año 1990 quizá no te identifiques tanto con esa incesante necesidad de satisfacción instantánea, en la búsqueda perpetua de entretenimiento o de mostrar al mundo las propias habilidades histriónicas, de baile y magia, que caracteriza a la cultura de la inmediatez alentada por la hiperconectividad digital.

Con este deseo de gratificación momentánea que ha traído consigo la revolución tecnológica, cada día, son más los adolescentes que en sus ratos libres observan y comparten clips, de entre 15 y 60 segundos, de sus amigos haciendo lip-sync, en sincronía con Carde B, Shakira o Billie Eilish, a través de la red social TikTok.

Sensor Tower, dedicada al análisis de aplicaciones, revela que, durante el primer trimestre del año, esta compañía china propiedad de ByteDance fue la tercera aplicación más instalada a nivel mundial en App Store y Google Play, por delante de Facebook e Instagram y sólo detrás de WhatsApp y Messenger, en primer y segundo sitio respectivamente.

TikTok se abre paso a pasos agigantados entre las redes sociales

Desde su creación en 2016 bajo el nombre de Douyin en China, pero abierta al mercado mundial hasta un año después como TikTok, la aplicación ha registrado alrededor de un millón de descargas, abriéndose sitio a pasos agigantados entre las redes sociales más populares.

El triunfo de esta plataforma se debe a la posibilidad de viralizar videos con bajo presupuesto y poca producción, con lo que los jóvenes pueden hacerse famosos sin invertir tanto dinero ni esfuerzo como en YouTube, sostuvo Randy Nelson, jefe de información sobre dispositivos móviles de Sensor Tower.

TikTok también ha destacado por la facilidad que ofrece para recrear escenas de comedia de películas, además de hacer playback con herramientas cada vez más sofisticadas para un efecto espectacular. Lo que le ha valido tener unos 800 millones de usuarios activos.

Pero Facebook no ha permanecido indiferente, pues el año pasado creó Lasso, sin pena ni gloria, para emular el modelo que está cautivando a los más jóvenes.

TikTok cautiva a adolescentes en medio de controversias

La plataforma asiática ya es una de las redes sociales más usadas en el mundo, por encima de Twitter, y el doble que LinkedIn o Snapchat, en apenas tres años. Acaparando a uno de los públicos más difíciles de capturar: la Generación Z, surgida en la era de internet, acostumbrada al consumo rápido y fácil aburrimiento si el contenido no es lo suficientemente llamativo.

Pero el ascenso de TikTok no ha ocurrido sin controversia, en febrero de este año ByteDance pagó 5.7 millones de multa por acusaciones de la Comisión Federal de Comercio de EE. UU. de que Musical.ly (comprada por la firma en mil millones USD) había recopilado ilegalmente datos sobre menores antes de que se fusionara con TikTok. Tras el acuerdo, quedó la restricción de permitir usuarios únicamente a partir de 13 años.

Sin embargo, las aplicaciones de video son un negocio inestable, pues es difícil alcanzar el grado de maduración que tiene YouTube por ejemplo. Twitter lo aprendió de manera dolorosa, cuando en 2012 pagó $30 millones USD por Vine, en aquél entonces popular que permitía grabar y compartir clips de 6 segundos, pero cuatro años después, tras su declive, cerró.

¿Por qué TikTok no es rentable?

Todo suena maravilloso y divertido, pero finalmente las redes sociales no son hermanas de la caridad o simples samaritanas, cuya única satisfacción es vernos felices. Bueno, sí, pero a cambio de obtener ganancias, es decir, que sea rentable.

A todo esto, TikTok parece no haber encontrado aún el camino amarillo, pues no ha dado a conocer informes financieros, aduciendo que el suyo es un trabajo en progreso, lo que en el argot del gremio tecnológico se infiere como pérdidas o, en el mejor de los casos, no es redituable.

Como ocurre con otras redes sociales, TikTok vende anuncios, además de experimentar con otras formas de generar ingresos. Por ejemplo, las empresas pueden pagarle para realizar desafíos de hashtag patrocinados asociado con los anunciantes, que alientan a los usuarios a utilizarlos al compartir videos.

Guess fue la primera en probarlo. Pidió a los usuarios que grabaran y compartan videos con el hashtag #InMyDenim, los cuales se han visto 37.7 millones de veces.

En la actualidad, TikTok aún tiene mucho trabajo por hacer si quiere competir por rentabilidad publicitaria contra los gigantes de las redes sociales, rubro en el que tiene capacidad limitada, pues a diferencia de Facebook, TikTok no puede dirigir anuncios a usuarios particulares en función de sus intereses, porque sus usuarios no comparten tanta información personal sobre sí mismos.

Relacionado