Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

TELETRABAJO. Cómo la palabra alemana «Feierabend» puede ayudarte a lograr la desconexión laboral de un vez por todas

«Feierabend» es la palabra alemana que busca definir exactamente ese tiempo libre que comienza justo al término de la jornada laboral que da paso al periodo de ocio y de descanso, tal y como señala un reportaje de la BBC.

La llegada del Covid-19 a nuestras vidas ha cambiado por completo todo el paradigma laboral, en especial con la incorporación del trabajo en casa que ha acabado con los trayectos que antes se realizaban hasta llegar al puesto de trabajo. Algo que para muchos ha supuesto un alivio, mientras que para otros ha supuesto una falta de desconexión laboral.

Tal es así, que Nils Backhaus, asesor de Investigación y políticas del Instituto Federal de Seguridad y Salud Ocupacional de Alemania, no duda en tomar su bicicleta y recorrer los paisajes que nacen a lo largo del Río Ruhr cuando termina su jornada laboral.

Backhaus define este trayecto diario como un «viaje falso», al imitar al recorrido que solía hacer para volver a su hogar. Pero esta adecuación de la palabra «Feierabend» que hace este alemán de 34 años no es ni de lejos la única.

Para Christoph Stengel, un berlinés de 41 años que trabaja como desarrollador de Software en el comparador de precios Idealo, esta palabra tiene dos connotaciones. Para él «Feierabend» define el momento en el que dejas de trabajar, pero también la parte del día que va desde que finalizas tu jornada laboral hasta que te acuestas.

Un palabra con sentido capitalista

«Feierabend» aunque defina ese tiempo de desconexión laboral necesario está estrechamente vinculado a un sentido capitalista, ya que las empresas necesitan un alto nivel productividad el cual sería imposible de conseguir con trabajadores con altos niveles de agotamiento.

«Inmediatamente después del trabajo tienes que descansar. No puedes hacer el doble de tiempo que al día siguiente, apunta Backhaus, al tiempo que explica que el estrés y la recuperación «van de la mano», lo que define como un «ritmo corporal».

¿Existe una traducción exacta de «Feierabend»?

Tal y como explica la BBC, la palabra «Feierabend» en términos generales no deja de ser un acrónimo de «celebración» y «velada» , pero que a veces llega a ser interpretada como «hora de descanso»  u «hora feliz», las cuales no llegan a ser del todo correctas. 

Backhaus explica que este concepto está «mezclado» y que cuando se comenzó a usar fue para marcar el inicio del tiempo de descanso en la noche y que por ello está estrechamente relacionado a «cuando se tenía mucha vida religiosa de forma nocturna». 

De hecho cuando el trabajo se desarrollaba en entornos rurales el replique de las campanas en las iglesias marcaba el final de la jornada laboral y con él a su vez el comienzo de las oraciones vespertinas y del descanso.

Sin embargo, con la llegada de la industrialización las cuestiones acerca de cómo gestionar el tiempo se presentaron «vitales» para un número de personas que desarrollaban jornadas maratonianas en las fábricas.

Así lo indica Caroline Rothause, profesora asistente de Historia Moderna y Contemporánea en la Universidad Católica de Eichstätt-Ingolstadt.

En este sentido, Rothause señala que «los trabajadores de las fábricas y los empleados del comercio lucharon por reducir las horas de trabajo y, por lo tanto, por tener períodos de descanso como un «Feierabend» o un fin de semana».

«Feierabend» o la importancia de conectar con tu núcleo

Son muchos los defensores a ultranza de la filosofía conocida como la «higiene del trabajo», que incluye consejos como salir a caminar al aire y evitar acciones tales como beber o bailar, con especial atención a mujeres jóvenes.

No obstante, para Gene Gerrienne, uno de los socios de la compañía Early Metricts, cual se dedica a calificar starups internacionales, «Feierabend» significa «conectarte con tu propio núcleo, es decir, con tu familia, amigos o tus pasatiempos».

«A los alemanes les gusta tener una división muy clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo para ellos. Por estar razón, creo que se esfuerzan mucho por ser lo más eficientes posibles en el trabajo y eso les permite desconectarse por completo una vez el ordenador se apaga», añade Gerrinne.

El trabajo en casa y la desconexión

Durante décadas todos los esfuerzos en materia laboral han ido destinados a buscar un equilibrio entre la esfera privada y la profesional; algo que no siempre logrado con éxito.

Sin embargo, el enfoque alemán parte de la idea de reconocer la discrepancia. Es decir: admitir que siempre habrá tensiones entre lo estrictamente laboral y lo personal. Ante esta coyuntura la misión es clara: establecer límites.

Sin embargo, y pese a las comodidades que ha supuesto trabajar desde casa, la llegada del trabajo a distancia no ha ayudado a los trabajadores a definir de forma clara la desconexión laboral, la cual se suele alarga con bastante frecuencia.

Gerrianne explica que con la llega del home office los límites entre lo laboral y la vida personal se volvieron «cada vez más borrosos». Ante esta situación, este alemán entendió que necesitaba una «transición» o lo que es lo mismo: «un corte limpio entre el yo laboral y el yo virtual»; cambio que se materializó con ejercicios de meditación y estiramientos cada mañana.

«Incluso las empresas ven un problema en que la gente esté disponible y trabajando 24 horas al día, 7 días a la semana», añade, puesto que esto hace que los trabajadores necesiten tomarse más tiempo libre más a menudo.

¿Es posible una nueva forma de entender el trabajo?

Cabe explicar que son precisamente los alemanes los que más horas trabajan. Así lo revela una encuesta sobre el tiempo laboral que indica que los trabajadores a tiempo completo trabajan de un promedio semanal de 5 horas más de para las que fueron contratados.

Sin embargo, estas jornadas más largas pueden ser «reconstituyentes» al finalizar el día si adaptamos ciertos hábitos para separar ambas esferas.

Paula McLeod, fundadora de la empresa estadounidense coaching ejecutivo Success by Design, considera que que la gente necesita algo para lograr esa transición, como era el desplazamiento hacia la oficina.

McLeod señala que una de las acciones que pueden ayudar a esa desconexión laboral puede ser el simple hecho cambiarse de ropa; usando un atuendo más formal durante las horas labores y uno más desenfadado para las de ocio.

Así bien, lo fundamental aquí es que tu mente esté «alineada» con lo que estás haciendo en este momento, tal y como explica McLeod, y así lograr la tan ansiada desconexión laboral

Con información vía Business Insider/BBC Mundo

Relacionado