Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Tejiendo con hilos eléctricos

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 24 de marzo de 2012 – Entrada original en EL PAÍS


Textil{e}tronics es una muestra, centrada en el desarrollo de la tecnología aplicada a los trajes y en la escultura textil electrónica, que ofrece una panorámica sobre la nueva generación de artistas y diseñadores croatas, salidos de Facultad de Tecnología Textil y de las Academias de Bellas Artes y Diseño de Ljubljana y Zagreb. La muestra, abierta en Galženica Gallery de Velika Gorica, Zagreb, es una iniciativa de Deborah Hustić a.k.a. Body Pixel, productora y blogger de las tecnologías aplicadas a la indumentaria, vinculada a la escena DIY (do it yourself), que además de ser la comisaria, presenta obras realizadas con las placas Arduino.

La historia de este microcontrolador inventado a finales de 2005 por el español David Cuartielles y el italiano Massimo Banzi, se cuenta en el documental Arduino The Documentary, realizado por Raúl Alaejos y Rodrigo Calvo. En el vídeo, producido por Laboral Centro de Arte de Gijón, se explica el desarrollo de esta tecnología de código abierto y cómo se ha convertido en una herramienta estándar para los trabajos interactivos de estudiantes y artistas de medio mundo.

Para que Arduino se pudiera adaptar a la ropa tecnológica o a la tecnología para llevar (wearable technology), según se vea, la científica del MIT Leah Buechley creó en 2007, el Lilypad Arduino, una placa con microcontrolador diseñada para prendas y e-textiles.“El hilo con que están hechos los trajes dialoga con los cables eléctricos, en un paralelismo de conceptos donde los materiales crean una inédita narrativa estética. También hay una correspondencia entre la cultura de las puntadas y la cultura binaria donde las secuencias de código informático y su alternancia de los números 0 y 1, es una metáfora de las bases de la costura”, asegura Hustić que, para ilustrar los desarrollos más recientes en el ámbito de la tecnología y escultura textil, ha seleccionado diversos proyectos inéditos.

Las obras expuestas van desde los trajes plasmados con manojos de hilos eléctricos y diseminados de LEDs, creados por Anda Klančič, una de las artistas más innovadoras en el panorama del arte textil internacional, hasta proyectos meno tecnológicos y sin embargo igualmente comprometidos con las temáticas de los nuevos medios y en especial modo con su vertiente activista.
Klančič, que empezó su carrera como diseñadora de moda, crea obras de gran perfección, minuciosas y detallistas, que incorporan nuevos medios, objetos luminosos, joyas y fotografías. Sin embargo, por lo general se trata de artistas que no buscan la perfección formal o estética de las piezas, cuya singularidad y delicadeza se puede considerar más bien un guiño a la fragilidad de los soportes informáticos.

La vertiente activista es presente también en los trabajos de Marija Mojca Pungerčar, abanderada del arte textil socialmente responsable, que se basan en una toma de conciencia de los problemas sociales y los derechos de los trabajadores. Con su línea de ropa y una serie de talleres denominados Socialdress, Pungerčar critica la cultura consumista y a la vez reivindica los aspectos sociales y emancipatorios de las artes textiles y de la subcultura DIY, así como los sistemas sostenibles en relación a los modernos campos de desarrollo de la tecnología aplicada a la indumentaria, impulsada por aplicaciones de proyectos open source como Arduino.

En cambio el trabajo de Patrizia Donà se centra en modificar y alterar cinturones, carteras y otros complementos de uso habitual, para darle un nuevo significado. Resulta ejemplar de su lenguaje, que mezcla recursos contemporáneos con estética vintage, el bolso que incorpora el teclado de una vieja máquina de escribir y un folio inmaculado. “Originaria de Zagreb y formada en la Willem de Kooning Academie de Rotterdam, Donà suele incorporar elementos tecnológicos e industriales extraños al contexto textil, expandiendo así hasta sus límites el uso de los materiales”, explica la comisaria.

La muestra incluye también las esculturas textiles de Josipa Štefanec, una de las principales representantes de la nueva generación de artistas croatas salidos de la Academy of Fine Arts de Zagreb, que diseña y produce trajes para espectáculos de danza y instalaciones y también trajes de noche, donde ensaya distintas técnicas de costuras que le permiten jugar con los volúmenes y las formas desestructuradas.

En el marco de Textil{e}tronics, diferentes espacios públicos han sido escenario de las iniciativas de Magda Sayeg, fundadora del Knitta Please Group, que bajo el lema “Guerilla knitting”, realiza knit graffiti, es decir graffiti de punto, inspirados en los temas de la cultura del hip hop y el arte callejero, en frente de las tiendas de las grandes firmas comerciales.

Textil{e}tronicsGalženica Gallery de Velika Gorica, Zargeb. Hasta el 1 de abril.

Relacionado