Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Tejer contra la violencia de género. OAN International

EMPRENDIMIENTO EN MODA

La organización sin ánimo de lucro OAN International colabora de manera directa con la comuna de Nikki, Benín, con el objetivo de proporcionar a los locales todas las herramientas necesarias para su desarrollo como sociedad. Dentro del Comité de Políticas Sociales, los voluntarios y voluntarias han desarrollado Nuestras voces, un proyecto de radio al que se unió en 2017 una idea de diseño de bolsos y accesorios tejidos por mujeres víctimas de la violencia de género.  

El proyecto empezó siendo una actividad complementaria para financiar el proyecto. Las chicas que participaban en la radio trabajaban a su vez en un taller de costura así que fueron ellas las encargadas de confeccionar las primeras bolsas con algodón africano, las conocidas como Tote Bags. “Sabíamos que los beneficios se quedarían allí para su formación”, argumenta Beatriz Vázquez, presidenta del Comité de Políticas Sociales. 

“Uno de los grandes problemas de las mujeres en Nikki es la independencia económica. Por eso, cuando la mujer tiene una actividad económica propia es super útil para que ella sea independiente y no tenga problemas con la violencia de género. Esto les da libertad a ellas”

Beatriz Vázquez, presidenta del Comité de Políticas Sociales OAN International

En 2018 ampliaron la producción, esta vez con tejidos más gruesos y autóctonos. La voluntaria Lola Tello se encargó del diseño de las piezas que se tejerían en la comuna. La labor se realizó en un taller perteneciente al Centro de Promoción Social, un espacio de servicios sociales de Nikki en el que la mayoría de las trabajadoras eran víctimas de matrimonios forzados. Beatriz reconoce que “hacerles pedidos a ellas colaboraba a su programa de formación en costura. Además, su patrón (como llaman allí al jefe del taller) hacía reuniones todos los viernes con las chicas y las incentivó a crear recolectas de dinero que ayudaría a solventar sus problemas personales. Era, a su vez, un sistema de solidaridad entre ellas”.

Los resultados del trabajo fueron satisfactorios en la localidad, aunque no en Madrid. Gracias a este proyecto, los habitantes de Nikki han descubierto múltiples funciones de sus tejidos tradicionales que antes solo utilizaban para confeccionar vestidos, revalorizando sus productos. No obstante, la competencia del sector en España ha provocado un cambio de dirección de la idea inicial del proyecto: la utilización de las bolsas como packaging de los productos elaborados con manteca de Karité y la vinculación, por tanto, con este otro proyecto social de la ONG.

La relación con las costureras se mantiene en la actualidad. Ellas siguen produciendo accesorios para los vecinos de la zona, pues a diferencia de la manteca de karité, la confección de prendas no es una actividad de autosuficiencia para los benineses. Asimismo, las expectativas de futuro son altas, pues una nueva ley en Benín pretende eliminar las bolsas de plástico y esto podría beneficiar el uso de bolsas de tela para la compra en los mercados locales. 

Para este año 2019 se está llevando a cabo un nuevo proyecto en contra de la violencia de género: Emancipación de las mujeres. Con financiación de la Fundación Salvador Soler, el grupo de voluntarios y voluntarias junto a un grupo local han puesto en marcha clases de informática. Estas se han abierto a las costureras para que adquieran los conocimientos básicos de búsqueda en la red y mejorar así sus técnicas de trabajo. Asimismo, ya se ha propuesto otro proyecto de creación de un espacio de trabajo donde las mujeres puedan acudir y utilizar las máquinas de coser, evitando así el coste de compra de una máquina por cada una de ellas.

Dossier “Bes Sè Gonrou” (“Nuestras voces”). Tejer y coser contra la violencia de género, OAN International

Relacionado