Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Sónar 2013: desde las ondas sonoras a los ondas cerebrales en 20 años

Por: Roberta Bosco y Stefano Caldana | 13 de junio de 2013 – Entrada original en EL PAÍS

“Neuroknitting” de Mar Canet, Varvara Guljajeva y Sebastián Mealla. Foto: Sytse Wierenga.

Mover objetos con el pensamiento es una antigua esperanza de todo amante de la ciencia ficción, que está a punto de convertirse en realidad. Si hace unos días en la Universidad de Minnesota consiguieron controlar el vuelo de unos quadrotors (pequeños helicópteros teledirigidos) tan sólo con la actividad cerebral, en el festival Sónar, que celebra su 20ª edición desde hoy hasta el sábado en Barcelona, hay quien teje con el cerebro.

El proyecto no consiste en controlar de manera directa el proceso mecánico, sino de definir patrones gráficos que luego se trasladan a una máquina tricotosa. “Vamos a estimular el cerebro con música, concretamente las primeras siete Variaciones Goldberg de Bach, con el objetivo de generar una actividad neuronal que luego termina siendo mapeada con un dispositivo de electroencefalografía (EEG) no invasivo de 14 canales (Emotiv Epoc). Su señal va a ser procesada y dividida en base a tres parámetros: relajación, carga cognitiva y excitación”, explica al Silicio, Sebastián Mealla, investigador del Music Technology Group de la Universidad Pompeu Fabra, desarrollador de Neuroknitting, junto con los artistas Mar Canet y Varvara Guljajeva.

Patrones visuales realizados con “Neuroknitting”. Foto: Sytse Wierenga.

“Los datos brutos (raw data) generados por la actividad eléctrica en bandas específicas (alfa, beta, etc.) se convierten en patrones visuales, que luego se utilizan para tejer por ejemplo el motivo de una prenda o una bufanda”, indica Mar Canet.
Anteriormente Canet y Guljajeva crearon Knitic, una tricotosa open hardware, que se presentó por primera vez el pasado mes de abril en la feria británica Make Fair UK. Knitic es una máquina de tejer de la década de 1990 que los artistas han intervenido con una placa electrónica Arduino, transformándola en una novedosa herramienta creativa, en la que se pueden introducir patrones visuales directamente desde un ordenador.

Knitic y su extensión Neuroknitting se presentan en la nueva sección expositiva del festival, el Sónar+D, en el marco de la tercera edición del Music Hack Day (MHD). El encuentro, que se celebra hoy y mañana (13 y 14 de junio), ofrecerá a un grupo de hackers y desarrolladores la posibilidad de dar rienda suelta, durante 24 horas sin interrupciones, a una tormenta de ideas para desarrollar una aplicación en el campo musical. En la cita participan más de cien hackers de todo el mundo, seleccionados a través de una convocatoria previa, ya que el MHD, coordinado por el Music Technology Group de la Universidad Pompeu Fabra, no es un evento abierto a todos los asistentes del Sónar. De todas formas, el público podrá ver NeuroKnitting en acción durante la presentación de los hacks, el viernes, en el lounge del MHD.

Sónar+D, que plasma la evolución de las áreas profesionales y new media del festival, es la mayor novedad de la 20ª edición, junto con el nuevo emplazamiento del Sónar de Día, en el amplio espacio del Palacio de Congresos de la Feria de Montjuïc. “Sónar+D presenta un conjunto de actividades con el mismo eje central: hacer más visible y accesible la relación entre creatividad, tecnología, movilidad, innovación y negocio”, indican los organizadores.
En la nueva sede, además de las tradicionales actuaciones musicales, a lo largo del día se desplegará una amplia y completa programación que incluye talleres, instalaciones interactivas, presentaciones de productos, proyecciones de películas, conferencias. También habrá iniciativas de carácter empresarial en el ámbito de la creatividad, la tecnología y la música, como los encuentros con los grandes nombres de la programación en Meet The Expert, un espacio para profesionales acreditados, que quieran ampliar su red de contactos, presentar un proyecto o satisfacer dudas puntuales con algunos de los 23 especialistas en los distintos ámbitos de la innovación y la creación tecnológica.

Relatar aquí todo lo que ofrece la innovadora apuesta de Sónar+D sería imposible, pero intentaremos destacar algunos de los eventos imprescindibles, como el Market Lab, que reúne 24 empresas, entre agencias y estudios de diseño, que exhiben lo más reciente en innovación y creatividad.

Ultra-lab (Madrid): Talleres de Kinect y de impresión 3D en Market Lab Sónar+D.

El estudio madrileño Ultra-lab, fundado por Gustavo Valera, Frederique Musinesi y Abelardo Gil Fournier, presenta sus herramientas tecnológicas para la creación artísticas. Es un mundo de impresoras 3D domésticas (Replicator dual, Replicator 2 y Replicator 2X) de la marca Makerbot Industries y kits para diversas necesidades creativas, que despliegan a través de demostraciones y micro-talleres (de escaneo con Kinect y de impresión en 3D), que ilustran a los asistentes las distintas funcionalidades. Entre otras herramientas, distribuyen también el célebre LilyPad, un derivado de Arduino, creado por Leah Buechley en el MIT, que permite introducir elementos electrónicos en la indumentaria de cada día. Además en el espacio de Ultra-lab se proyecta Processing, el primero de una serie de tres documentales, que se completará con OpenFramework y Pure Data.

En Market Lab destaca la presencia de Funambulista, una instalación interactiva de Eva Domènech, producida en el Master Universitario de Artes Digitales de IDEC (Universidad Pompeu Fabra). La pieza invita el usuario a convertirse en un funambulista, caminando sobre una barra de equilibrio que atraviesa las regiones inestables del mundo, reproducidas en el suelo a través de mapas extrapolados de Google Earth. Funambulista es a la vez una exploración de la inestabilidad social, económica, política y moral del mundo y una llamada para despertar la conciencia del visitante sobre lo que la autora llama terms and conditions, entendidos como cualquier tipo de imposición de condiciones e obligaciones que acatamos diariamente en nuestra vida cotidiana, aunque ni siquiera podemos acordarnos de cuándo los hemos aceptados.

RdEs de Óscar Martín es una instalación audiovisual, producida en el laboratorio creativo Phonos de la Universidad Pompeu Fabra, con la colaboración del Lab de Interactividad de Hangar. La obra consiste en una red formada por 35-40 micromódulos sonoros y luminosos interconectados, que siguen simples patrones de comportamiento, aunque pueden generar respuestas mucho más complejas, a través de la interacción con el ambiente y el feedback entre los módulos.

“InkScapes” una instalación-performance de Adrià Navarro.

Otra obra imprescindible es InkScapes, una instalación-performance de Adrià Navarro, que consiste en una gran pantalla, donde se muestran los dibujos realizados por los visitantes que pueden intervenir contemporáneamente con tres tabletas en directo. La obra se convierte así en un lienzo interactivo visual y sonoro, creado de forma colaborativa, que crea un efecto envolvente sobre el espectador.

Entre las numerosas propuestas de empresas, estudios de diseño y centros de arte nacionales, destacan los barceloneses Hangar, que presenta las creaciones de sus artistas residentes y Welovecode con sus innovadores proyectos de diseño interactivo.
Despierta especial curiosidad la presentación de Bhoreal, un nuevo y sencillo controlador MIDI de múltiples funciones, concebido por el estudio barcelonés Media Interactive Design, dirigido por el artista Alex Posada. Esta superficie de control Open Source/Open Hardware, multiplataforma y multi-protocolo, que permite manejar aplicaciones multimedia, dirigida a Djs, Vjs, músicos, hackers y creadores DIY, tuvo una gran acogida, que se plasmó en una respuesta positiva a la primera fase de desarrollo, producida a través de la plataforma de crowdfunding (micro-mecenazgo) Goteo.

“Las tecnologías inalámbricas tienen un especial protagonismo y Sónar+D reúne las propuestas más innovadoras al alcance de la telefonía móvil, a través de aplicaciones, talleres, instrumentos musicales, actuaciones en directo, exposiciones y charlas”, asegura la organización, aludiendo a una programación que nace de la colaboración entre el festival y la Mobile World Capital.
Otra novedad interesante el App Bar, una nueva sección del festival, en la que se presentan 15 aplicaciones creativas para móviles que mezclan arte, música y videojuegos. Un espacio equipado con tabletas, permitirá experimentar aplicaciones como Rework: Phillip Glass Remixed de Scott Snibbe, pionera en el formato del App Album, que amplia el alcance del álbum tributo al músico americano con visuales, experiencias interactivas y la posibilidad de crear piezas propias según el estilo de Phillip Glass.

También destacan muchas otras piezas. Por ejemplo Borderlands de Chris Carlson, que acaba de ganar un Award of Distinction en la categoría de Digital Music and Sound Art de los Ars Electronica Prix, que concede el centro homónimo de Linz en Austria.

En la amplia selección de SonarCinema nos gustaría recordar la presencia de Nicolas Maigret, autor del célebre The Pirate Cinema, una instalación creada a partir de la actividad en las redes p2p, que en esta ocasión presenta System Introspection, una exploración concreta y tangible del código binario, concebida como una experiencia física y visual de los datos almacenados en el disco duro de un ordenador.

Por último, no hay que olvidar la aplicación oficial de Sónar, de descarga gratuita, disponible en tres idiomas para iPhone y Android. Una oportunidad para programar la agenda de conciertos y actividades, encontrar toda la información práctica y entretenerse con los contenidos especiales. Finalmente para los más atrevidos Sónar celebra su 20º aniversario con Sónar 20 App, una segunda aplicación gratuita (iPhone y Android), que permite controlar las inquietantes (y barbudas) majorettes pom pom, protagonistas de la imagen de esta edición, que se encargarán de compartir tus mensajes con quien tú quieras.

Relacionado