Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¡Socorro, no me entran los vaqueros!

ᐈ Cara de asustado imágenes de stock, foto cara asustada | descargar en  Depositphotos®

¿Quién no se ha encontrado en esta situación? Todas hemos tenido momentos en nuestra vida donde el llevar una vida sana, quedarse en el sofá y el lunes empiezo el gimnasio nos ha sobrepasado. ¡Basta ya! Esto no puede seguir así, si quieres como remediar estos hábitos sigue leyendo.

La única y verdadera forma de que la ropa de hace unos meses te vuelva a valer es compra la misma de una talla mayor. ¡Supéralo! cambiamos nosotros y nuestro cuerpo. Son cosas que no podemos remediar, el confinamiento nos ha pillado de improviso y hemos perdido el control de la rutina y de las excusas para salir a correr. ¿Y ahora que llega la navidad? El doble de problema…

Lo primero es interiorizar la realidad y saber cuál es el cuerpo perfecto. Desde este mensaje la mayoría de las mujeres se imaginan un cuerpo sin estrías o celulitis, con piel tersa y delgado. No es así, el cuerpo perfecto no existe. La mayoría de los cuerpos conocidos como “normativos” no son 100 por 100 reales 

Es cierto que el concepto navidad y salud no van de la mano, pero si comendo mazapanes y turrón somos más felices, tenemos más energía y estamos de mejor humor nuestra salud nos lo va a agradecer porque no solo hay salud física sino también mental. Ya habrá tiempo de perder peso, con el trabajo, ir a comprar, poner la lavadora, tender la ropa, ocuparse de los niños, …

Por otra parte, no hay que tener miedo a lo desconocido a quedarse a un lado o a perder el lugar en el mundo solo por tener un cuerpo de talla grande. Nosotras no tenemos a la receta para combatir el miedo de algunas mujeres lo que si sabemos es que darle la espalda es hacerlo crecer y es plantarle cara.

Huyendo solo satisfaces a los que están dudando de ti y de que puedes superar lo que te digan. Es la hora de normalizar que todos los cuerpos son bonitos. Nosotros no queremos estar gordos, pero es porque lo asociamos con algo malo, y tener michelines o unos kilos de mas no deben condicionarnos a hacer lo que nos hace disfrutar.

Todo lo que hagas en la vida merece la pena y eso se consigue con refuerzo y sin rendirse. Revindiquemos los cuerpos pues los tiempos están cambiando y con ello nuestro pensamiento también debería cambiar.

Bienvenidas al siglo XXI, señoras.

Vestidos largos con tajo para gorditas

Relacionado