Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

«SNEAKERHEADS» A LA CABEZA

Si en algo ha afectado la pandemia por COVID-19 ha sido en nuestra percepción y utilización de la moda. Hemos pasado de consumir fast fashion como si no hubiese un mañana, a invertir algo más de dinero en piezas que nos acompañarán durante más años, de buscar el modelito perfecto para cada ocasión a llenar nuestros armarios de chándales, o home wear. Pero sin duda, esta pandemia ha apartado los zapatos de tacón para dejar hueco en nuestros armarios para los sneakers.

La tendencia sneakers lleva años en las calles, de la mano de los llamados sneakerheads, un, hasta este año, reducido grupo de personas que le rezaban a marcas como Nike o Adidas, y su Biblia eran revistas como Sneaker Freaker Magazine (@sneakerfreakermag), donde podíamos mantenernos al día de los nuevos lanzamientos, nuevas colaboraciones, o simplemente leer sobre la historia y el origen de nuestras zapatillas favoritas.

Pero durante estos últimos años, hemos visto como nuestros sneakers favoritos se han apoderado del street style, haciéndose hueco en las semanas de la moda de todo el mundo, de la mano de influencers como Blanca Miró (@blancamiro) o Sonia Lyson (@sonialyson).

Como orgullosa sneakerhead que soy, hoy he decidido compartir mi pequeño mundo de zapatillas con vosotros, desde las primeras hasta las últimas, pasando por fracasos absolutos y must haves.

Vans

Sin lugar a duda esta tenía que ser la primera mención, gracias a la marca Vans (@vans) se abrió todo un mundo para mi, cuando con tan solo 11 años me compré mi primer par de zapatillas en un viaje a Liverpool, dónde ya se habían popularizado hacía muchos años. A pesar de que apenas me caben ya, las he conservado durante todo estos años con mucho cariño como una pieza única, ya que jamás las he vuelto a ver comercializadas en ningún otro lugar a pesar de ser el modelo más conocido de la marca.

Vans Old Skool

Gracias a ellas descubrí la enorme oferta de modelos que existía dentro de esta marca, desarrollando así un tremendo gusto por ella. Durante años solo compraba y vestía Vans ya que son unas zapatillas con una horma perfecta para cualquier tipo de pie. Fue entonces cuando aparecieron en mi vida las clásicas Old Skool que, desde que me las compré, las he renovado siempre en todas sus variantes y colores.

Must Haves

Como comentaba anteriormente, en mi armario existen dos modelos que jamás podrán faltar, por su comodidad y versatilidad: Vans Old Skool negras con plataforma y Adidas Gazelle. Son zapatillas para todos los bolsillos, cómodas y, no importa cual sea tu estilo, encajan con todo el mundo. Unas buenas Air Force 1 blancas también deberían estar en todos los armarios, ya que son ideales para el invierno por estar confeccionadas en piel, a diferencia de las dos anteriores.

Adidas

Continuando, Adidas (@adidasoriginals) nunca destacó especialmente por su originalidad en cuanto a modelos, pero siempre ha sido pionera en comodidad y colaboraciones, desde grandes diseñadores como Alexander Wang o Prada, hasta cantantes internacionales como Kanye West o Rita Ora. Su tallaje siempre ha sido impecable, es por esto que muchas personas acuden a sus tiendas a la hora de comprar zapatillas de deporte, yo personalmente, de entre todos los modelos que poseo, me quedo sin duda con las Adidas Ozweego, un modelo con un millón de posibilidades que descubrí en mi viaje a Milán en el año 2019, y desde entonces se han convertido en mis mejores aliadas para hacer ejercicio o simplemente para ir cómoda en mi día a día sin perder la originalidad que te otorgan unas buenas “zapas”.

En mi búsqueda por encontrar las Adidas más originales, encontré las Adidas Tubular, dentro del cual existían mogollón de variantes, yo me hice con las Tubular Defiant (derecha) y con las Tubular Doom (izquierda), y… ¡menos mal! A día de hoy ya no existen ni unas, ni las otras, se pueden encontrar en páginas web de retail como Goat, o en portales web multimarca como Farfetch.

New Balance

Hace un millón de años New Balance (@newbalance) era la típica marca que ningún niño quería llevar a clase de gimnasia, pero ha sabido adueñarse de nuestros corazones, modificando sus modelos más clásicos y sacando a relucir toda su creatividad con nuevos modelos que combinan la tecnología “all terrain” con las formas más callejeras, y unas combinaciones de colores que ¡quitan el hipo!

Los creadores de New Balance siempre han prestado especial atención a la comodidad de sus zapatillas, haciéndolas, desde mi punto de vista, las más cómodas del mercado. Es cierto que me costó entrar por el aro, ya que las veía demasiado “chunky” o deportivas para mi estilo, hasta que un día paseando por Bolonia descubrí una tienda con un millón de modelos de zapatillas de todas las marcas imaginables llamada Scout donde me enamoré perdidamente de las New Balance 997S, las cuales me recordaron, ya de vuelta en España, que tenía unas New Balance 574 desde hacía años en el armario, fue entonces cuando comencé a desarrollar un tremendo amor por estos modelos, y por la marca en general.

New Balance 574 Safari
Última Adquisición

Entre mi pequeña colección de New Balance se encuentra mi última compra, las New Balance X-Racer CT, actualmente agotadas excepto en webs de retail. Un modelo que, desde que me hice con el, no puedo quitarme. Zapatillas blandas y con suela ancha y dentada para caminar por cualquier terreno, y un diseño perfecto para incluir en nuestros outfits más cosmopolitas sin perder el toque trendy, y sin renunciar a la comodidad.

Nike

Evidentemente en este artículo no podía faltar el rey de las zapatillas, Nike (@nike).

Esta marca lleva años a la cabeza en el mundillo, fue una de las marcas pioneras en la comercialización de calzado deportivo como calzado de calle, y pionera también en grandes colaboraciones como Nike Jordan, que data de 1985, año en el que se lanzaron las Air Jordan 1 Chicago.

Así pues, yo también llevo años coleccionando zapatillas Nike de todos los estilos, desde las Nike SB Stefan Janoski, un modelo sencillo y cómodo, hasta algunos modelos más llamativos como las Nike Air Max 720 en dorado.

Dentro de Nike, podría mencionar un millón de modelos en mi wishlist, ya que esta marca destaca por sus modelos originales, no tanto por su comodidad, ya que en ciertos modelos esta deja mucho que desear.

Mi mayor chasco con Nike, fue cuando me compré unas zapatillas que lleva años buscando sin parar, y para mi decepción estas me llegaron muy justas, a pesar de haber encargado medio número más, sabiendo ya que Nike peca de hacer sus zapatillas bastante estrechas, aun así, las Nike Vapormax 360 son uno de mis modelos preferidos por su increíble suela, pero si en algún momento queréis haceros con ellas, subid un numero más del habitual.

Nike también me ha dado uno de los modelos más únicos que poseo, y que de hecho tuve que comprar por retail, las Nike Air Max 720 FF. Una mezcla original entre las Air Max 720 (anteriormente mencionadas) y una especie de sandalia. Para mi, desde que el repartidor apareció por mi puerta con ellas, se han convertido en una de mis favoritas por su originalidad en el diseño y su comodidad, además de tener un hueco muy especial en mi corazón ya que es la pieza en la que más dinero he invertido de mi colección.

Podría escribir durante días sobre zapatillas y mostraros uno por uno todos los modelos de mi modesta colección, pero necesitaría escribir un blog única y exclusivamente dedicado a ello! Desde hace años se han convertido en lo esencial de mis estilismos, y dejo en la galería un montón de modelos sin enseñaros de los que os hablaré en otro post!

Relacionado