Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Sistemas para la Gestión Médica y Hospitalaria: tecnología indispensable para el sector salud.

En el dinámico mundo médico que vivimos en la actualidad, donde los avances y las innovaciones suceden de manera continua, los sistemas de tecnologías de la información (IT) han revolucionado los campos médicos, respondiendo a la dificultad que supone el manejo de un hospital. 

Las IT han ayudado a mejorar la calidad de vida de las personas en todos los sectores de la sociedad, por lo que resultó inevitable la adhesión del sector salud, en esta dinámica carrera tecnológica. La industria del cuidado de la salud ha desarrollado grandes avances tecnológicos, como los equipos y dispositivos médicos actuales, que permiten, entre otras cosas, realizar diagnósticos e intervenciones quirúrgicas con gran precisión, permitiendo aumentar la esperanza de vida de las personas. 

Un Sistema de Gestión Hospitalaria (HMS por sus siglas en inglés) es un software, ya sea en la nube o en los propios equipos del hospital, que facilita el manejo de las funciones de un hospital o cualquier instalación de atención sanitaria. Este sistema ayuda a realizar todas las funciones de manera digital; integrando en un solo lugar toda la información referente a pacientes, personal médico, staff, detalles de la administración hospitalaria, también conocida como hotelería, entre otros aspectos.

El reto con los Sistemas de Gestión Médica y Hospitalaria, es el de mejorar continuamente los modelos de información en salud y orientarlos hacia el beneficio del paciente, a través de una historia clínica única, enmarcada en los estándares internacionales de arquitectura de datos clínicos HL7, Loinc, Nanda, CIE9, CIE10 y DICOM.

Lo anterior es posible gracias a los HMS que cumplen con los estándares, permitiendo con ello, generar información estadística del ciclo de atención médica de cada paciente, para mejorar la planeación, tanto de la institución sanitaria, como de los programas de atención en salud. Contribuyendo además, al desarrollo de investigación clínica de manera más precisa y fluida, con datos validados y actualizados en tiempo real.

Los sistemas de gestión, así como los demás sistemas dirigidos a la atención médica, aceptados a nivel mundial, deben cumplir con los estándares de la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud (HIPAA) de los EE.UU. 

En un estudio publicado en la revista International Journal of Information Engineering and Electronic Business (2013), Premkumar B, et. al. encontraron que los factores de éxito para los Sistemas de Gestión Hospitalaria tienden a variar según su apoyo al liderazgo, la capacitación, la adopción de tecnología y la facilidad de uso. 

Las pautas de privacidad de HIPAA y el marco HL7/RIM se identificaron como los métricos primarios del cumplimiento global en el desarrollo e implementación exitosa de soluciones para HMS.

Generalmente, el sistema está compuesto por múltiples secciones o apartados, acondicionados para cada uno de los perfiles que labora en la institución de salud. Dentro de las que podemos encontrar de manera condensada: 

Personal Médico

Sección que incluye la lista del personal médico que labora en la institución, así como sus programas y agendas, y números para contacto de emergencia. Cualquier miembro del personal médico puede revisar su programación y editarla adecuadamente. 

Información del Paciente / Expediente Clínico Electrónico (ECE)

Integración en una sola carpeta de toda la información de los pacientes que han sido atendidos en la institución, incluyendo datos de contacto, pruebas e imágenes diagnósticas.

Laboratorio e Imagenología 

El personal médico puede solicitar un listado de pruebas, ya sean diagnósticas o de control, directamente en el HMS, las cuales son recibidas a través del sistema al área de laboratorio y/o imagenología, según sea el caso. Esta interfaz ayuda a reducir errores de comunicación, contribuyendo a la trazabilidad. Posteriormente, las pruebas y sus resultados son cargados en el sistema, en donde forman parte de un histórico que se se pueden consultar en cualquier momento. 

Mejorar los niveles de servicio de atención al paciente, generar información estadística sobre los servicios de atención de salud, facilitar la operación y control de las unidades médicas, optimizar el uso de recursos necesarios para la atención medica y facilitar la planeación de programas de atención en salud; son solo algunos de los beneficios que genera la implementación de este tipo de soluciones dentro de los hospitales y unidades de atención sanitaria (de cualquier nivel y tamaño).

En México, es necesario que la sección del ECE cumpla con lo dispuesto en la NOM-024-SSA3-2010, norma que establece los objetivos funcionales y funcionalidades que deberán observar los productos de Sistemas de Expediente Clínico Electrónico para garantizar la interoperabilidad, procesamiento, interpretación, confidencialidad, seguridad y uso de estándares y catálogos de la información de los registros electrónicos en salud.

Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente a BIOSEP.

Todas las imágenes presentadas son propiedad de sus autores.

Relacionado