Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Ropa reciclada en 12-na: La evolución del upcycling

Hace 15 años los argentinos Mechi y Mariano emprenden una línea de ropa vintage intervenida. La pareja comenzó a vender en Palermo y luego llegaron a Chile por la facilidad de conseguir la ropa usada. Montaron un taller en Barrio Italia y hace 4 años se instalaron en Valparaíso. Ambos se conocieron trabajando para una marca en Argentina y Mariano trabajó 7 años para una tienda de retail chilena. Ahora cuentan cómo fue el proceso de trabajar la sustentabilidad por casualidad y las lecciones que les dejó trabajar para la industria.

Cartel “Upcycling” en taller 12-na. Foto: Bonhomía Magazine

En un galpón de calle Atalaya en Playa Ancha y con vista al mar está el taller de “Docena”. Ahí la ropa no se bota, desde su fachada hasta en su interior se ven trazos de telas sobrantes de muchos colores como decoración y para darle vida a lo que antiguamente fue una fábrica de acero. Sus dueños no paran, mientras Mechi se las ingenia en buscar qué colocar en la descripción de detalles en la web para un kimono totalmente intervenido, Mariano separa las poleras de un fardo de 40 kilos que les había llegado.

Galpón de 12-na. Foto: Bonhomía Magazine

¿Cómo nace la idea de crear un proyecto sustentable?

Mechi: No sé si nace desde ahí. Nosotros hace 15 años empezamos a trabajar a través de la ropa usada porque lográbamos un producto mucho más único de lo que veíamos que se podía hacer en la industria normalmente. Entonces ahí empezó la sustentabilidad desde lo que uno pueda crear que tenga algo especial y una característica única. No sé si teníamos la conciencia de la mucha contaminación que generaba la industria textil pero sí éramos conscientes que esa forma de hacer las cosas iba a terminar obsoleta.

El humano necesita diferenciarse, no queremos ser clones de todos y buscando proponer algo más auténtico surge la idea de reciclar.

Hace 15 años, ¿estaba el “cartel” de sustentabilidad?

Mariano: No existía, nosotros hablábamos de reciclaje, de pieza única y de amigable con el medio ambiente, lo que no existía era la urgencia. Cuando nos empezamos a dar cuenta del tema nos pusimos más radicales en algunas prácticas, empezamos a medir el impacto de lo que hacíamos, a calcular cuánta agua ahorrábamos por prenda, a ser conscientes de cuánta energía, de cuántos desperdicios, de cómo gestionábamos nuestra basura. Lo que cambió fue la profundidad de lo que estábamos haciendo por la conciencia que tomamos de la situación.

¿Qué tipos de prendas empezaron a hacer?

Mechi: Intervenidos y mucho estampado. Partimos con una línea que eran las 12 víctimas del rock y eran sacos militares, intervenidos y rockeados, muy únicos y especial cada uno. Después empezamos a deconstruir, pero eso fue un lenguaje que encontramos en el tiempo, experimentado y aprendiendo hacerlo. Empezamos a generar patrones para poder cortar encimado, buscar la productividad dentro de un proceso artesanal.

¿Tienen algún sello que los identifique?

Mariano: Trabajamos con conceptos de inspiración medios integrales. Este año estamos trabajando en los Nakama, esta es una palabra que se utiliza en el manga japonés que es como camarada, esa persona que tiene algo en común con vos. Empezamos a buscar personas que tuvieran que ver con nosotros y poder trabajar con ellas.

Cuando la pareja se radicó en Chile, en paralelo a 12na Mariano trabajó durante 7 años en una empresa de retail como director creativo. Ahí fue donde se dio cuenta del impacto que generaban estas empresas. Eso lo impulsó a dejar aquel rubro por completo.

Mariano: A nosotros se nos abrió el panorama de la problemática de manera inconsciente un poco antes de que las cifras empezaran a salir. Por el 2012 un día me encontré con información cruzada, tuve que firmar un reporte con totales y vi que era responsable de hacer 14 millones de prendas por semestre, que es como vestir a Uruguay de pies a cabeza cada seis meses y yo trabaja en la tercera empresa de Chile de retail y no es la más grande y cachaba que es un país chico.

NO EXISTE COMPETENCIA.

12na participa dentro de un directorio nacional y latinoamericano con otras comunidades de upcyclers con el fin de visibilizar, compartir y aprender. Cuentan con diseños de código abierto para que otros diseñadores puedan replicar lo que hacen.

¿Creen que el retail los ve como una amenaza?

Mariano: Nosotros tenemos un banco de imágenes con más de diez mil fotos de toda la historia de Docena, de todas las prendas que hicimos, ojalá las copien y produzcan de otra forma y de una manera consciente. El cambio en el mundo viene de ahí, lo que hay que dejar atrás es la propiedad privada, lo cerrado. Si estás aportando una solución para que el ambiente se estabilice por qué lo vas a tener que ocultar y guardar si hay espacio para todo.

¿Qué futuro le ves a la moda sustentable?

Mariano: Va  a ser algo más masivo y global. El upcycling es algo que va a llegar al retail. Yo diferenciaría un poco la forma de producción sostenible y la forma de consumo consciente, todo va a ser así porque el planeta no tolera otra cosa. Va a cambiar, posiblemente sea tarde, pero va a cambiar todo radicalmente, me esperanzo para un futuro consciente y trabajo para un consumo consciente.

Mechi separando poleras de un fardo. Foto: Bonhomía Magazine.

Entrevista completa:




Relacionado