Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Ropa que no vendan ya no podrá ser desechada en Francia

Marcas de ropa que quemen y destruyan las prendas que no vendieron en temporada arriesgan multas de 450 euros por cada pieza. El proyecto de ley está en su etapa final y debería aprobarse antes de fin de año.

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, debido a su producción en masa y de bajo costo monetario. Está práctica pone en riesgo las materias primas, contamina directamente al aire por las emisiones de CO2, al agua con el teñido textil y el abuso de esta por la enorme cantidad de litros que usan para fabricar una prenda.

Según Business of Fashion, las grandes marcas del retail deshacen 500.000 millones de euros al año y solo el 1% del material de una prenda usada logra ser reciclada por una nueva. Producen más de lo que venden, muchas veces convirtiendo el exceso de ropa en basura y cenizas. Además, se estima que si no hay cambios, para 2050 la moda será responsable de un un cuarto del presupuesto mundial de carbono.

Francia es el primer país en el mundo que fomenta la moda sustentable mediante una legislación que sanciona estas prácticas con la ropa que sobra. De esta forma las empresas están obligadas a incorporar alternativas menos nocivas para el ecosistema, como optar por la moda circular, que consiste en que a partir del proceso de diseño de una prenda se deba evaluar que esta podrá ser reutilizada, sin tener que botarla ni continuar abusando de nuevos recursos.

Ofertas en tienda H&M. Foto: Will Buckner/CC BY 2.0

Enterate más sobre la ropa sustentable aquí.



Relacionado