Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

‘Romance was born’, una marca… fuera de lo común

Australiana, marca de moda, contemporánea, extravagante…, única. Así de simple y es porque no hay otras palabras para describir esta marca nacida en 2005 de la mano de Anna Plunkett y Luke Sales, quienes se conocieron antes de terminar sus estudios de moda.

¿Por qué te traigo hoy esta marca? Bueno…, es que no hay otra marca que se le parezca, ni por asomo. Tal vez tenga algunos aspectos en común con Romance Was Born, pero…, apenas se le acerca, ya te digo.


Es… es única

Como muchas otras, si esta marca destaca en algo es en lo únicos que pueden llegar a ser sus complementos. Por opinión personal, yo pocas veces llevaría prendas así, de este estilo, pero he de decir que merece la pena saber más y…, quién sabe.

Si en algo destaca esta marca es en los colores que usa, no son para nada apagados y, exceptuando los colores neutros o comodines, usa tonalidades muy vivas. En cuanto entras a la página principal de su tienda, te topas con vestidos, camisas y blusas de unos colores muy atractivos y unas formas muy atrevidas y extravagantes. Un Lacy Gardens Ruffle Cape no lo llevaría ninguna de mis conocidas, ni amistades, ni familiares… de eso estoy segura, pero atrae, llama la atención de una forma que dices: oh, sí, qué original, aunque a otros les parecerá que esto es el traje de un payaso del siglo pasado. Para gustos colores y, aunque yo no sea fan especialmente de usar este tipo de prendas tan llamativas, confieso que tienen su atractivo.

La prenda anteriormente mencionada, he de decir que, no me la pondría para nada…, excepto si es para una sesión fotográfica profesional. Da un aire muy original, sensual (a su manera), divertido y atrevido. De real poco, pues es una ropa que parece llevarte a escenas de fantasía de cualquier libro o película, pero merecería la pena solo por eso.

Clásico + moderno

Cuando dos extremos se juntan, se fusionan, crean algo muy obsceno y feo… o crean algo que puede llegar a encantarte. Este caso, podría ser ambos, dependiendo de los ojos de quienes miren.

Para la temporada otoño-invierno 2020-2021, Romance Was Born ha preparado prendas muy… alejadas de lo que hemos visto alguna vez en la gran pantalla o en la vida real. Son artículos que parecen específicamente diseñados para una alfombra roja muy irreal y variada o para una reunión de fans del estilo. Pero es increíblemente… impresionante. Esa es la palabra.

Mientras que otras marcas se centran en un solo y único estilo, ésta ha fusionado lo que es un estilo antiguo, (con antiguo quiero decir antiguo de verdad, piensa en Piratas del Caribe si te apetece, pero cualquier ejemplo así servirá), con un estilo muy moderno y snob. Esto ha hecho que un vestido, por ejemplo, similar a los usados en la época victoriana, ahora se haya renovado con colores muy vivos y un aire a lo actual, pero sin perder esa esencia clásica. En Vogue puedes ver algunos ejemplos como éste último.


Romance Was Born es una marca más, como todas, pero no deja de tener ese lado original que nos hace decir: sí, es ésta. A pesar de haber nacido recientemente, (no es como Chanel o Yves Saint Laurent, por ejemplo), ha sabido abrirse un hueco en el mundillo de la moda y cuenta mucho que, aun subiendo de nivel, no haya perdido su esencia, eso que la hace tan suya.

#mokkablog

Relacionado