Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

ReTuna: el primer centro comercial de reciclaje del mundo.

En los últimos años la sustentabilidad y el cuidado del medioambiente fueron tomando cada vez más importancia. Es por esto que muchos empresarios y emprendedores buscan maneras de aportar a esta nueva realidad y transmitir un buen mensaje.

ReTuna, el primer shopping de reciclaje del mundo, es un claro ejemplo de esto: con 14 tiendas (3 de ellas pop-ups) que solo venden artículos usados, reciclados y beneficiosos para la ecología, apuestan por una industria comercial y de la moda mucho más cuidadosas con el planeta Tierra. Los locales van desde tiendas de ropa y textiles, materiales de construcción, electrónica, libros y hasta una cafetería orgánica.

Vista desde arriba de ReTuna

Acogido por la localidad de Eskiltuna (de allí el final de su nombre “Tuna”, y el principio “Re” en honor a la palabra reutilización, propósito del cual parte su creación), en Suecia, abrió sus puertas en el año 2015 y actualmente abre todos los días recibiendo entre 700 y 800 personas y dando trabajo a más de 50 empleados. Hace caso a la ley fundamental de Las Tres R: reciclar, reutilizar y reducir.

Está ubicado junto al Centro de Reciclaje Retuna Återvinningscentral. Los visitantes clasifican los materiales que están descartando en los contenedores y así dejan los juguetes, muebles, ropa, artículos decorativos y dispositivos electrónicos reutilizables en el depósito de ReTuna, donde el personal de AMA (Unidad de Recursos para la Actividad, la Motivación y el Trabajo de la Municipalidad de Eskilstuna) realiza una selección de lo que se puede ser o no utilizado. Luego, los artículos se distribuyen a las tiendas y el personal realiza entonces una segunda selección, donde se elige lo que desean arreglar para después vender. Así, se pueden volver a utilizar estos objetos. Lo que no, se envía a escuelas o se le busca otra alternativa.

El objetivo principal del complejo fue crear un propósito y lugar que ayudara algran impacto ambiental que se vive actualmente, por lo que pronto el proyecto fue aceptado por el gobierno y este último se unió junto a la fundadora, Bergströmr. Crearon así un espacio donde se puede comercializar productos reciclados en buen estado. También sus propósitos son educativos: actúan como herramienta social y de concienciación para la ciudadanía a través de prácticas sosteniblecon talleres, eventos y conferencias y organizando actividades para familias o colegios, desde intercambio de juguetes a iniciativas de reciclaje. 

“Creo que fue una buena combinación de valiente política, un buen lobby y un Municipio que quiere hacerlo mejor”

cuenta Anna Bergström.

En Suecia y según las estadísticas, el 99% de los residuos de los hogares se reciclan, lo que deja ver un gran respeto al medio ambiente. Pero el desafío es la presentación de este hábito y los esfuerzos para llegar al público y mostrar al reciclaje como algo atractivo, digno de ocupar un lugar en nuestras casas y billeteras.

Para esto, adoptaron estrategias como “los lunes locos”, donde venden sus artículos con descuentos, talleres de reciclaje con nenes (así ellos aprenden hábitos de reciclaje), horario extendido para disfrutar de una buena comida y de la vista que ofrece el shopping, etc. Así, se utilizan recursos que la sociedad consumista y las grandes marcas siempre usaron a su favor y les funcionaron, pero por una buena causa a corto y largo plazo.

Suencia, la reina del tratamiento de residuos.

¡A reciclar y apoyar la moda sustentable!

¡A reciclar y apoyar la moda sustentable!
¡A reciclar y apoyar la moda sustentable!

¡A reciclar y apoyar la moda sustentable!

Relacionado