Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Recursos Revolucionarios: Las Costuras de la Piel

Los documentales sobre el fast fashion suelen ser bastante desgarradores, sobre todo cuando tocan el tema de los derechos humanos. Sin embargo, creo que hasta ahora ninguno me había dolido tanto como el que les vengo a presentar hoy. Las Costuras de la Piel es un documental sobre la industria textil en Bangalore, específicamente sobre las mujeres que trabajan en las famosas fábricas de ropa para las grandes marcas del mundo. Va pasando por las vidas de varias de las trabajadoras, las condiciones en las que trabajan y sus esfuerzos por negociar un mejor trato con sus patrones bajo la bandera del sindicato Garment Labor Union.

Quizás una de las partes más interesantes de este documental es que no utiliza un voice over ni inserta la voz de los realizadores en ningún momento para dar su punto de vista. Le da voz directa a las mujeres que entrevistan y que abren sus espacios tanto privados como comunales para mostrar su lucha constante contra los patrones que las explotan. Las mismas trabajadoras expresan sus preocupaciones, las expectativas imposibles de cumplir que les ponen sus empleadores e incluso dicen directamente al espectador que el consumidor podría tener un gran impacto en sus vidas si se preocupa realmente por preguntarse de dónde viene su ropa.

Otro de los elementos que me tocaron el corazón fue la sororidad que hay entre las trabajadoras. El sindicato que formas es principalmente femenino y esto las lleva a apoyarse la una en la otra en cuestiones desde cuidar a sus hijos, financiar un préstamo o incluso acuerpar en las protestas. Entre ellas se entienden mejor que nadie, se animan y se recuerdan que está en sus manos intentar cambiar sus mismas condiciones. A uno le queda claro que estas son mujeres inteligentes, fuertes y resilientes que pelean en contra de un poder mucho más grande que ellas. La historia de David y Goliath llega a la mente, solo que en esta ocasión David tiene el criterio de no ir solo contra algo mucho más grande que él.

No les voy a arruinar el documental, que a pesar de su ritmo lento sigue siendo fascinante. Pero si debo advertirles que esto no es un documental estructurado con un principio, un desarrollo y un final feliz de Hollywood. Yo me rehusé a llorar al momento, pero la impotencia me tomó desprevenida poco después y me hizo soltar un par de lágrimas. Pero esta clase de documentales que son directos y hasta crudos son los que nos hacen darnos cuenta del verdadero problema ético que implica consumir moda rápida de manera descontrolada.

Pueden ver el documental aquí:

Relacionado