Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Queso Rey Silo: queso de reyes

Uno de los quesos de moda, seguido por famosos, artistas y como no, hasta por reyes.

Que el queso este en auge todos los sabemos, pero son personas como Pascual los que lo suben al estrellato, lo honra, lo hace grande, lo dignifica, y lo reconoce como debe ser: uno de los mejores productos del planeta.

Los más altos círculos sociales lo tienen como referente y están en un sinfín de eventos potenciando su marca, esto lo hace mucho mas fácil a la hora de llegar al público, un escaparate genial para exponer un producto único.

El queso Afuega’l Pitu es uno de los quesos más extendidos de Asturias, en donde se elabora desde tiempos inmemorables en las pequeñas queserías diseminadas por los valles centrales del Principado aprovechando el excedente de leche producida por las pequeñísimas explotaciones ganaderas.

La variedad de afuega’l pitu rojo es más típico de las zonas mineras situadas en torno a las montañas del Aramo. El queso afuega’l pitu Rey Silo es el único existente en el mercado que está elaborado, como antiguamente: con leche entera y cruda de vaca, de la que se obtiene la cuajada de pasta blanda a través de una coagulación láctica, de color blanco y que se torna anaranjado en el caso del Rey Silo Rojo si se le añade una selección de pimentones procedentes de Extremadura.

El afuega’l pitu Rey Silo está madurado y afinado en nuestra bodega subterránea a orillas del Río Nalón, en Pravia, durante cerca de dos meses. Este afuega’l pitu tiene forma troncocónica, con un peso entre 240 y 280 gramos, una altura entre 7 y 8 centímetros aproximadamente, un diámetro de entre 8 y 14 cm medido en la base, y una corteza natural de consistencia variable dependiendo del grado de maduración del queso y en la que sobresale el afinado mediante el moho geotricum, también llamado piel de sapo.

El afuega’l pitu Rey Silo blanco presenta un sabor intenso, cremoso, con preponderancia de sabores lácteos, mantequilla fresca, avellanas tostadas, toques florales procedentes de las flores silvestres y la hierba de los pastos asturianos. En nariz, la larga maduración hace que destaquen los aromas a sotobosque, champiñón y vaca. En el rojo, la selección de pimentones de Extremadura acentúa el intenso sabor lácteo al que se añade un toque final picante.

Queso que no deja indiferente, lo primero que impresiona la forma, muy llamativa, y luego en el sabor, de esos productos balsámicos que te abren las fosas nasales y en garganta es muy peculiar y picoso. Como digo muchas veces, un queso para descubrir y, en este caso, la marca Rey Silo lleva un crack detrás que tiene cuerda para rato.

Andrés García, Maestro Quesero

Relacionado