Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¡Que se vienen los chalecos!

Nos vamos a parecer a Chandler en algunos episodios de Friends, eso seguro…

Desde que los pantalones se colaron en los armarios femeninos…, esto ha sido un no parar. Aunque no lo parezca, poco a poco el estilo se está volviendo (o, al menos, lo está intentando), más general, más fuera sexos. Que los pantalones se hicieran hueco en la forma de vestir de una mujer, por aquellas épocas, fue algo imprevisto y se vio extraño y mal, por según y qué ojos. Luego vino el corte de pelo porque, claro, ¿quién iba a cortarse el pelo así de corto si no era un hombre? ¿O qué tío se dejaba el pelo tan largo a lo surfero o descuidado? Pues hoy…, muchos y muchas.


Clásico, vintage…

…, cualquier adjetivo que quieras ponerle que te transporte a épocas anteriores, cuando los chalecos de punto lo llevaban tus padres o tus abuelos. No es nuevo, no, sino una prenda rescatada del pasado y remodelada, es decir, se ha cambiado su forma de verlo, vestirlo y de ser.

Ahora mismo, el chaleco es una prenda que ha sido actualizada a la época, sobre todo, el de punto. Es una especie de añadido, tal y como puede ser una chaqueta, una cazadora o unos calcetines altos, que da a tu estilo un aire clásico, menos actual, aunque aun así, moderno.

Tan clásicos y tan modernos como pueden ser los de Zara o Sfera.

Semana de la Moda de Londres

Esto ha sido… algo digno de ver por muchos y no tanto por otros. En la semana de la moda de Londre no es que hayan tenido muy buena recepción, por lo general, y es que estamos como en esos comienzos del uso del pantalón y el corte de pelo por mujeres que he mencionado antes. Es algo nuevo y… raro, a su manera. En parte, estoy con ambos grupos de opiniones, es algo que no a todos puede gustar como es lo normal, aunque hay que decir que sabiéndolo conjuntar bien y no abusando en exceso, puede gustarte tener un chaleco de estos en tu armario. Yo tengo algo de excusa, por lo general…, yo soy más de cazadoras y gabardinas (jejeje).

Pero, también hay que decir que, quienes lo han visto como una especie de renovación del estilo clásico e incluso un reto, para algunos diseñadores, han sido quienes han sabido sacar provecho de ello. Se ha visto que con una blusa de color palidillo o un jersey fino con mangas abultadas, es el perfecto añadido sin tener porqué ser el look de Lady Gaga, pero tampoco el de alguien del siglo XIX. No es demasiado llamativo, así que es perfecto para combinar con atuendos sencillos y no demasiado extravagantes.

Cuestión de € (o la divisa que tengas en tu país)

Si es cuestión de hablar de dinero…, bueno, ahora mismo hay tiendas y marcas low cost que la s están añadiendo a sus escaparates y no hace falta gastarte una pasta en tiendas de marca… marca, para lucir uno de estos. Además, tienes tiendas de segunda mano que seguro los han estado vendiendo durante años porque la gente no los quería en sus armarios, también tienes aplicaciones como Wallapop y otras formas de conseguir ropa a buen precio y calidad que sabrás.

#mokkablog

Relacionado