Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Por qué la vestimenta tendría que potencializar a la mujer en los negocios?

¿Por qué la vestimenta tendría que potencializar a la mujer en los negocios?

Los negocios son parte fundamental en el día a día de las mujeres. Sea a lo que sea que se dediquen, la vestimenta es pieza clave a la hora de ganar dinero

La mujer en los negocios ha intensificado su importante papel a lo largo del tiempo y es una realidad que la vestimenta es una clave importante en la forma de ganar dinero y ser la ganadora en el juego de las ventas pero… ¿Por qué debería vestir de cierta forma para incursionar de manera acertada? 

Para muchos y muchas, el vestir provocativamente abre muchas puertas, pero esto no debería ser así, puesto que la inteligencia en cómo se maneje con respecto a lo que se dedique la empresa a la que representa es del todo decisivo para vender, o no hacerlo, aunque muchos de quienes contratan, están de acuerdo en lo contrario y en que el mostrar más, es vender más, no siempre es así. ¿Tú que piensas al respecto?

Como para nosotros el intelecto es el mejor atractivo, tenemos para ti, algunos outfits que son un verdadero as bajo la manga, sin tener que mostrar, lo que no quieres. 

1. Los básicos

Jeans, blusa y un buen calzado, son el complemento perfecto del viernes o bien si trabajas en una agencia creativa. Este look puede ser desde muy femenino, ¡Hasta formal! Todo depende de con qué lo mezcles y qué tan hábil seas para ello. No necesitas mucha inversión con él, ya que todo es cuestión de buen gusto, basta hacer el switch entre tenis o zapatos, sólo recuerda que en estos está la distinción de no parecer “barata”.

2. LBD (Little Black Dress)

Procura siempre tener un vestido negro a la mano. Simple y sin quebrarte la cabeza en la combinación. Para ocasiones formales y no, esta prenda es el comodín de tu armario y ya sea que lo uses con tenis o zapatos bajos o altos, es el más conveniente aliado. Basta llevar un cambio de calzado en el bolso y lista para mañana, tarde o noche. 

3. Zapatos deportivos

Siempre casual y no para correr o hacer deporte en sí; mucho menos, ¡De mal gusto!, las zapatillas deportivas casuales son el más noble accesorio y el que hará la diferencia en tu look. 

En blanco, combinado para un outfit en monocromo, es mejor. 

4. Blazer

El básico para una ocasión formal. En negro, gris, azul marino o cualquier color neutro, es el protagonista de tu estilo e impone respeto, así vistas con zapatos deportivos haciendo contraste con jeans, falda, pantalones formales e incluso falda pantalón de vestir. ¡Qué loco!

Recuerda que aunque lo compres de segunda mano o rebajas, siempre debes de llevarlo a dar unos retoques con una profesional si no es a tu medida y no más grande o muy apretado, ya que esto restará puntos a tu buen vestir.

5. Falda negra

Siempre adecuada a tu figura, en corte A para looks más casuales y con un toque juvenil y femenino. También tipo lápiz para lograr looks más formales o con volados, ahora que está de moda los años 60ta. Para esta prenda la única regla es que no sea corta, repito… “No sea corta”, aunque no lo parezca, cuando vestimos ese tipo de prendas frente a personas que no están acostumbradas a respetarnos, la atención se centra en la vestimenta y por desgracia, perdemos credibilidad, nos guste o no.  

6. Gabardina

Definitivamente es una inversión. En su silueta clásica en forma de “A” ceñida la cintura, cae perfecta con todos los looks, desde trajes sastres hasta jeans.

7. Tacón negro

Es un básico, elegante, casual, súper formal. rockero, como sea que los lleves, no hay zapatos más femeninos. Siempre obtén unos que sean cómodos y a tu estilo. 

¡El tamaño, sí importa! Debes de saber y si no, luego de leer esto lo sabes. Existen zapatos para caminar y zapatos para lucir. Por supuesto que los de plataforma enorme no van para un día de oficina, aprende que esos son exclusivos para estar sentada en una tarde o noche de cita con las amigas o fiesta, tal vez ir a bailar (si los aguantas) Lo mejor aquí es un tacón de tamaño pequeño a mediano, que te de porte, buena postura y una magnificencia de locura.

¡Listo! tienes unas buenas ideas de las prendas infaltables en tu guardarropa, que además de ser cómodas, son versátiles e inspiran respeto en todo ámbito. 

Relacionado