Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Por qué compro ropa en tiempos de cuarenta?

Ya sea por un anuncio en redes sociales o la página oficial de Aliexpress, la moda para los amantes de las prendas no se detiene estando en cuarentena, porque en conseguir el oufit ideal cada segundo cuenta.

María José Orozco.

El 2020 nos ha traído una serie de eventos desafortunados, entre ellos la repentina nueva modalidad de nuestro día a día. La idea de volver al estilo de vida de hace meses atrás se aleja cada vez más con el pasar del tiempo. Sin embargo, es esta misma esperanza lo que impulsa a algunos a seguir innovando en un tema en específico, la moda. Lo que para muchos puede sonar irrelevante, para otros es la clave para expresar su propia personalidad a través de distintos conjuntos.

Con el frío sintiéndose desde nuestros hogares, es imposible no pensar en lo que estaríamos haciendo o usando en un día casual. El cambio de closet de verano a inverno, trae consigo nuevas ideas acordes a lo que la moda puede llegar a demandar según la época. Planear lo que vestimos no es algo poco común y ante la necesidad de no tener que hacerlo diariamente en cuarentena, es normal pensar minuciosamente lo que necesito o quiero para completar el conjunto que usaría “cuando termine todo”.

Esta idea nos lleva a utilizar de manera exhaustiva el internet y las oportunidades que tiene para renovar el armario sin la necesidad de salir del hogar. Tiendas de moda sustentable en Instagram, Marketplace en Facebook o pequeños emprendimientos de moda, se han transformado en los aliados perfectos para quienes desean buscar su propio estilo y darle nueva vida a una prenda en tan solo un clic. Esto sin duda, ha llevado a comportarnos de manera más consiente en torno a lo que vestimos y cómo fue obtenido, mencionando también que podemos ahondar en múltiples opciones al mismo tiempo.  

¿Es un trabajo que requiere tiempo? Así es. La disponibilidad de las prendas y los envíos no ayudan en muchos casos a prosperar en lo que queremos, pero eso nos lleva a también ser más selectivos con lo que elegimos y comparativos en términos de nuestro bolsillo. Al buscar prendas que sean similares entre sí, resguardando la naturaleza compulsiva al gastar demás en algo que cumple la misma función, podemos sacarle provecho a estas plataformas que hace mucho tiempo ya existían, pero que se mantenían al margen por la instantaneidad al momento de comprar.

Para aquellos que no tiene mucho conocimiento de cómo empezar a interactuar al momento de concretar su pedido o combinar su propio estilo a la prenda que están considerando, hay que tener en mente conceptos claves a ejecutar.

Paso 1: Es para mí

A cierta edad, ya tenemos definido lo que nos gusta o no al momento de vestir. Es por esto mismo que, debemos imaginarnos el propósito de la prenda que queremos comprar y cómo la adaptaremos a nosotros. Por ejemplo, estoy mirando una chaqueta por Facebook en la sección de Marketplace. Tiene una foto de referencia y el precio es justo con mi presupuesto. Es aquí donde hay que debo preguntarme: ¿La necesito?, ¿me sentiría cómoda o cómodo usándola?, ¿con qué la usaría? y ¿dónde la usaría?.

Paso 2:  La compra

Al momento de comprar, debemos tratar de ser consientes y concisos en lo que queremos. Aunque la interacción es diferente por internet al momento de comprar, debemos ser claros y pacientes para resolver las dudas que se presenten. Siguiendo con el primer ejemplo, ya decidimos comprar y le enviamos un mensaje a la persona que vende la chaqueta. Viendo la foto de referencia, noto que no es tan clara, por lo que solicito fotos del producto para verlo mejor y asegurar también el tallaje.

Este paso es importante, ya que muchas veces las compras no tienen devolución, por lo que se deben aclarar todas las dudas antes de concretar. Aunque la interacción por estas plataformas requiere entregar una cuota de confianza entre la persona que ofrece la prenda y el cliente, siempre debes corroborar datos de la tienda o vendedores, para evitar malas experiencias.

Paso 3: Puedo ser

Las plataformas de internet no solo nos permiten comprar prendas para complementar nuestro closet, sino también ir renovando lo que ya no usamos dándole una segunda oportunidad. Es aquí donde podemos ofrecer ropa que ya no utilizamos y venderlas a un precio acorde a lo que alguna vez fueron compradas. En este punto, debemos tener en cuenta que no debemos vender prendas que estén malgastadas o en un estado cuestionable. Si la prenda está nueva, podemos incluso pedir lo que nos costó en un principio. Debemos pensar en nosotros mismos en el paso 2. Pasando de compradores a vendedores, debemos mantener la claridad y ser pacientes al momento de vender, tal como se hizo en un principio.

Las distintas tiendas en línea y redes sociales cuentan con herramientas que pueden facilitar las decisiones al momento de comprar. Ya sea con calificaciones o registros de clientes satisfechos por compras anteriores, podemos variar nuestras opciones y buscar específicamente lo que tenemos en mente. Aunque el tiempo es clave en este tipo de compra y la búsqueda puede no ser siempre acertada, contamos con la comodidad para manejar el tiempo que queremos invertir en buscar eso que tanto quieres

Adaptarnos es parte de la naturaleza humana y coincidentemente puedes adaptar la moda a ti. Aunque sigan los tiempos en los que no podamos usar nuestro conjunto favorito y debamos mantenerlo guardado, podemos aprovechar la cuarentena para encontrar lo que nos gusta sin la necesidad de gastar demás en ello.

Relacionado