Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Piña: el verdadero cuero eco amigable

La industria textil y de la moda es la segunda más contaminante en el mundo, es por esto que nace la preocupación por erradicar el impacto negativo que tiene. En los últimos años se han generado distintas alternativas de materiales para producir prendas, una de ellas es el reemplazo del cuero natural por un cuero fabricado a partir de residuos de frutas como la piña. Catalina Desormeaux, diseñadora de vestuario, crea zapatos y cinturones con Piñatex, un producto vegano que no utiliza productos químicos contaminantes.

A pesar del intento de crear productos de moda amigables con el medio ambiente, la industria del retail y grandes marcas siguen generando una producción masiva de ropa que daña de manera significativa al ecosistema, por lo que estos pequeños emprendimientos están en constante trabajo para visibilizar y masificar la moda sustentable, ética y consciente.

A partir del siglo XX, la industria del calzado nacional experimentó un crecimiento en nuestro país, donde incrementaron las fábricas de zapatos de cuero, así como también las de vestuario, lo que influyó de manera importante al trabajo femenino. Pero tras la llegada de la dictadura, esto tuvo un giro rotundo, se vieron enfrentadas a la competencia de grandes empresas internacionales y al auge de los mall en nuestro país que traería consigo la llamada fast fashion.

Instagram: Manavai.cl


El cuero animal fue y sigue siendo el material que domina la industria de zapatos debido a su buena calidad y resistencia, bien lo sabe Catalina Desormeaux, quien tras titularse de diseño vestuario comenzó un emprendimiento, bajo su mismo nombre, de calzados de cuero natural con aplicaciones con trazos de tela de la India.

Con mucho éxito sus productos fueron capaces de llegar hasta el retail, a pesar de que su trabajo era reconocido y estable, Cata se vio en un dilema moral que dio un giro en su vida y un cambio radical en su enfoque profesional.

Comenzó a cuestionarse su labor, “en un momento sentía que algo me faltaba o me llenara, ya que empecé con el tema de la alimentación consciente, evitando los productos procesados, los productos de animales. Entonces estar produciendo zapatos de cuero y ser parte de la industria que usa el material, se me hacía extraño”, dice Catalina.

A partir de esa disyuntiva, comenzó su búsqueda por encontrar la sustentabilidad en sus productos, en ese proceso hizo una pausa en su marca y decidió viajar a Australia para reinventarse, fue así como conoció Piñatex, una nueva alternativa sustentable al cuero natural, elaborado a partir de las hojas de la piña.  

¿Y el eco cuero?

Una de las primeras alternativas para lidiar con el impacto ético y ambiental que era usar cuero de animal fue el de llamar ecológico a la cuerina, el cual por muchos años se consideró un material amigable con el medio ambiente, pero ¿qué tan cierto es eso? La cuerina, también conocida como eco cuero, es un material sintético que se fabrica a partir de derivados del petróleo, no es biodegradable y contamina muchos litros de agua por el uso de químicos y pesticidas para su elaboración. Por ende, es erróneo llamarlo eco cuando realmente no lo es.

Créditos: cosecha de hojas de piña en Filipinas, cortesía de Piñatex®

Una nueva alternativa sustentable digna de llamar así fue la creación de cuero creado a partir de fibras de frutas, la fundadora de esta idea, Carmen Hijosa, dio vida a Piñatex tras darse cuenta del gran impacto ambiental en la producción de cuero y teniendo en consideración que la cuerina no era la solución a este problema.

La agricultura mundial de la piña desecha 13 millones de toneladas al año y lo que hace Piñatex es darle una nueva vida útil bajo los valores de la economía circular y sin desperdicios, ya que la biomasa sobrante en el proceso de elaboración se utiliza como fertilizantes naturales o como biocombustible.

Parece difícil creer que un material como la piña pueda ser utilizado en la elaboración de zapatos y logre una consistencia como la del cuero, pero según Catalina sí es posible, si bien es un material resistente tiene un trabajo de elaboración más demandante y minucioso para evitar que la superficie del zapato se arrugue.“Esta técnica en Chile ha sido bien difícil porque los maestros están acostumbrados a trabajar el cuero, entonces ha sido ensayo y error, probar y probar, porque este material se comporta muy distinto”.

A pesar del intento de estas nuevas marcas sustentables por generar un cambio hacia el consumo más ecológico, las grandes marcas de retail toman un rol fundamental en esta transformación hacia una industria de la moda más amigable y consciente con el medio ambiente, esto debido a la gran cantidad de personas que consumen sus productos en comparación a los nuevos proyectos sostenibles.

Definitivamente los desechos de frutas son una nueva alternativa para una moda sustentable, no solo la piña tiene esta utilidad, también se están creando tejidos, carteras y zapatos a partir de fibras de plátano, naranja, manzana y coco. A pesar de esto,es necesario un cambio de paradigma en los consumidores y productores que eduque y concientice acerca de la moda y su impacto negativo al medio ambiente, con el fin de que estas prácticas sostenibles tengan un alcance mayor en la sociedad y no queden limitadas a ciertos nichos.

Timeline: proceso Piñatex

Relacionado