Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Nuevas realidades de consumo en la pandemia

La pandemia a todos los cogió de manera desprevenida y fue desde muchos frentes, como el económico, el social, el laboral, el psicológico, entre otros. En esta entrada hablaremos sobre el cambio de hábitos y realidades que se han dado en el marco de la pandemia y lo que se viene para el mediano y largo plazo.

Comencemos por algo que pasó al principio de todo esto, la gente entró en pánico y una de las acciones que hicieron las personas fue hacer lo que se conoce como las compras de pánico y allí, mostraron que las compras que más hicieron las personas, estuvieron relacionadas con productos de aseo como papel higiénico y productos de limpieza. Luego, esto llevó a que algunos bancos (al menos en Colombia) se aliaron con supermercados y droguerías para ofrecer descuento en productos de aseo.

Después de esto, los alivios financieros llegaron y esta dificultad hizo que se repensara en el consumo responsable de productos y servicios. Por esto, se ve que en la pandemia, un 49% de los hogares colombianos han recortado gastos en actividades de diversión y en los hogares, al menos un 36% de las familias encuestadas, cuentan que al menos una perdió el empleo. Todo esto ayudó a reconfigurar los gastos del hogar en el que un 90% afirma que procuran comer más sano y el gasto de productos para consumir en casa es de un 38%.

Los hábitos de las personas se mantuvieron en el sentido en el que el 61% de las personas continuaron comprando las marcas de siempre y la labor de las marcas en respuesta a la fidelidad, debería enfocarse en la creación de espacios en los que las personas fortalezcan la relación con las marcas.

La adopción tecnológica se aceleró enormemente desde la pandemia ya que iniciativas que se venían probando, fueron implementadas casi que de manera abrupta por lo que la aceleración de procesos aumentó la curva de aprendizaje y de adopción tecnológica un 72% y un 62% de las personas dijeron que han aprovechado el tiempo para aprender una nueva habilidad.

Esto quiere decir que las personas encontraron en la tecnología un gran aliado para acercarse y compartir con los que más quieren, aprovechando el tiempo de manera inteligente. La manera más efectiva en el que las personas encontraron en acercarse a los demás fue a través de mensajería instantánea.

Por otro lado, en términos del entretenimiento, la atención de las personas migraron a consumir video y streaming y en algunos casos, hizo que fuera posible adquirir una cuenta de streaming para poder buscar despejarse de la nueva normalidad en casa.

La dificultad está, en que las marcas deben persuadir a las audiencias que ahora tienen un poco más de tiempo pero que tienen disminución de presupuesto para generar contenido que llegue a su público objetivo. Para esto, las marcas deben apelar a la creatividad y a mantener el interés y la retentiva de los usuarios (que recuerden, el nivel de atención ha disminuido).

Lo bueno, es que el panorama está abierto a la creatividad y a la expansión y las marcas tendrán nuevas formas de fidelizar audiencias que tienen un nivel de atención y retentiva cada vez más bajo. Esto indica que aunque el futuro es incierto, se podrán hacer uso de tendencias de formatos que consumen poco tiempo y generan fidelización de audiencias.

¡Y listo! Los espero el próximo jueves con una nueva entrada en temas relacionados con Marketing Digital, Redes Sociales o política.

Relacionado