Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas ⭐⭐⭐⭐

Laura Norton

  • Fecha de edición: 18ª – 2015
  • Editorial: Espasa Libros S. L. U.
  • Lugar de publicación: Barcelona
  • Número de páginas: 351
  • Público: juvenil, adultos.
  • Género: narrativa, realista, humor, moda, romántico.

– Me ha derribado una cabra… – dije mientras me acercaban a la orilla.
-Eso no era una cabra, era una bestia – puntualizó Aarón para consolarme.
So big… and furious. That’s bad karma.
-Que mal karma ni que mal karma, yo, que soy gilipollas, que tenía que haber leído el cartelito de que había una cabra. (…)”

Sinopsis:

Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos…

Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver…

Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Opinión personal:

Es un libro ideal para distraerte y salir un poco de tu rutina ya que los problemas amorosos y laborales de Sara, la protagonista, superan con creces los de cualquier persona normal y, egoístamente, te harán sentir un poco mejor. Siendo realistas, no es el gran libro de la literatura moderna pero, en más de una ocasión, me sacó una sonrisa y básicamente eso es lo que buscaba la autora al escribirlo.

De lectura fácil y con una descripción que parece más el diario íntimo de tu mejor amiga que un libro, yo me lo llevé de viaje e hizo que doce horas de avión se pasaran enseguida. Lo recomiendo para cualquier momento pero creo que es perfecto para unas vacaciones en el pueblo o un viaje a la playa por el tono desenfadado de la historia.

Otras notas: existe una segunda parte titulada “Ante todo, mucho karma”.

Relacionado