Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Nana para internautas insomnes

Reportaje sobre ASMR publicado en la revista TecReview México, enero 2019.

“Me gustaría protegerte, ofrecerte consuelo. Quiero ayudarte a que te relajes y te olvides de todos tus problemas, sean los que sean”, musita con voz dulce una bella mujer de cabello largo rubio y grandes ojos. Sonríe. Se acerca y acaricia la lente de la cámara con la yema de los dedos, despacio, suavemente. “No te preocupes por nada. Todo va a salir bien”, asegura en un hipnótico susurro. Así comienza Oh such a good 3D-sound ASMR. Con 21 millones de visitas, es el vídeo más popular hasta la fecha de María, una rusa de 28 años afincada en Maryland. Su canal de Youtube, Gentle Whispering, acumula más de 88 millones de visualizaciones y un millón y medio de suscriptores desde su creación, en 2011, y se ha convertido en el más exitoso dentro del mundo del ASMR. Nos referimos a un curioso fenómeno que arrasa a nivel planetario en internet, alrededor de lo que se ha bautizado como Respuesta Meridiana Sensorial Autónoma. Youtube alberga más de 13 millones de estos vídeos, que han sido vistos más de 400 millones de veces. Y las búsquedas de ASMR en Google arrojan 13,5 millones de resultados.

Aunque suena muy científico, su origen no lo es. Un buen día, en 2010, a la ingeniera informática Jennifer Allen se le ocurrió salir del armario y crear una página de Facebook con ese nombre, para reunir a otras personas que sentían lo mismo que ella. ¿Pero en qué consiste la experiencia? Una de las descripciones más poéticas que hemos encontrado es la de la propia María, de Gentle Whispering, en una entrevista para Washington Post: “Es como una lluvia de chispas. Es como una ducha de arena cálida que te cae sobre la cabeza y los hombros. Es como si se te erizara el vello dentro del cerebro”. Al parecer, se desencadena ante ciertos estímulos visuales o auditivos, como un cosquilleo que comienza en la cabeza, generalmente en la base de la nuca, y se extiende por la columna vertebral, acompañada de una hipnótica sensación de euforia, placer… y calma. Algunos lo han descrito, incluso, como “orgasmo cerebral”, un término que, cuando menos, sirve para atraer interés…

Puedes leer el PDF completo aquí.

Relacionado