Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Nacida el 1 de Julio

Diana Frances Spencer, mejor conocida como Lady Di (1961/1997). Fue una de las mujeres más copiada y fotografiada del planeta. Querida y odiada a partes iguales, fue la primera influencer de su época, sobre todo manejando a los medios de comunicación y dando lenguaje a la moda y a su estilo, esta última una virtud solo muy pocas saben. Su vida es archiconocida y creo que a estas alturas de la historia se conoce todo sobre ella, y no queda nada a la imaginación ni al mito ¿o si?. 

Statement 

Esta bellísima y cálida mujer estudió en casa hasta los 9 años, posiblemente porque su familia era una de las más tradicionales de Inglaterra. Vivió alejada de los focos y el anonimato pese a que su padre era un conde y tenía mucha cercanía a la Reina Isabel II. En la época de los 70, había un descenso de clase en la parte alta de la aristocrática inglesa, y muchas de ellas tuvieron que buscarse la vida para ganar dinero abriendo sus palacios al público o reconvirtiéndolos en actividades asalariadas. Con este contexto, Diana que carecía de estudios universitarios y era muy joven, emigró a Londres a labrarse un futuro.

Hablaba dos idiomas, inglés y francés, le encantaba la danza, posiblemente hubiese sido bailarina si no fuera porque en aquella época se la consideraba muy alta para ello. Era dulce, simpática y sobre todo tenía una empatía increíble hacia lo demás, esta cualidad era su as en la manga. Con su único marido el príncipe Carlos solo mantuvo una docena de citas y siempre con carabina. Y gracias a la presión del padre de este, el conde de Edimburgo, se comprometieron rápidamente. Ella mantuvo su virginidad intacta, factor que fue determinante para ser la futura esposa del Príncipe de Gales, algo arcaico y machista.

Ella fue la primera de la realeza británica en dar a luz a sus hijos en hospitales públicos, y esto en Inglaterra no es lo normal. Fue una luchadora incansable de numerosas campañas sociales, destacar que fue presidenta de The Barnardo donde atendían a los niños y jóvenes vulnerables, fue una de las primeras luchando contra la estigmatización de los enfermos del virus VIH, las minas terrestres… Entre miles más. 

Fashion moment

En sus inicios su estilo personal se caracteriza por sus camisas con cuellos cortos con volantes, siempre con rebecas o jersey entallados y unas faldas amplias. Muy definitorio de su posición y también de su personalidad. Gracias a esta imagen inicial resurgieron marcas como Laura AshleyOsborne & Little.

La evolución de estilo de Diana fue transformándose según sus acontecimientos personales, uno de los más llamativos fue cuando nació su hijo segundo hijo, Principe Harry. En esta nueva etapa se desprendió de esa timidez y apareció el “Power dressing” muy característico de los 80, con sus archiconocidas hombrerasblazers, y con su emblema de soy mujer con sustancia, estilosa y poderosa.

Muchos fueron sus diseñadores fetiche siempre dependiendo de su evolución estilística, una de ella fue Catherine Walker, con ella elevo a Diana como icono de moda y hacían un tándem único, hoy en día su trabajo sigue siendo elogiado por la cultura de la moda. Otro de su diseñador fue Bruce Oldfield al que conoció gracias al programa que presidía en The Barnardos (ayuda a la infancia) y que el mismo integraba, otro fue Victor Edelstein el conocido como el Oscar de la Renta inglés, que fue el artífice del vestido negro con el que bailó en la Casa Blanca con Jonh Travolta.

Como anécdota añadir que algunos de sus vestidos acabaron en una tienda de segunda mano en Hereford, una clienta se dio cuenta que tenía un vestido de Diana por un documental, ella lo compro por solo 200 libras y posteriormente lo vendió por 150.000 libras en una subasta. Como te quedas, parece sacado de una película. Parece ser que cuando falleció Díana, como sus hijos eran pequeños y en estado de shock, los empleados de la princesa se deshicieron de sus pertenencias por mandato “real”.

Finally

Diana fue y es una señora que nunca dejara de ser noticia. Puede que jamás sepamos quien mato realmente a Kennedy, pero siempre descubriremos o reinventaremos la que fue la Princesa del Pueblo. Lady Dí Reina de corazones «partíos», descubro mi admiración hacía a ti no solamente por compartir efeméride, sino por darte cuenta un día que no eras lo que querían y si lo que soñabas, aunque todo se desarrollara con un trágico el final. ¡Olé tú!

Vogue México y Latinoamérica


Relacionado