Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Moda Sostenible

Hoy en día la moda es un factor primordial para muchas personas, especialmente para los jóvenes, pese a que cada vez son más las personas que se suman a la conciencia del desarrollo sostenible, la industria de la moda sigue generando un gran movimiento económico con 2,5 billones de dólares al año en todo el mundo.

Al pasar el tiempo la industria textil se ha convertido en uno de los principales detonantes del consumismo, que tuvo un gran crecimiento a lo largo del siglo XX como consecuencia directa del capitalismo y la aparición de la publicidad, que motiva y genera la necesidad de adquirir cada vez más bienes materiales, lo que hace que el número de consumidores sea cada vez mayor. Aunque esto resulta positivo para el sector económico, es a su vez negativo para el medio ambiente, por el excesivo consumo de los recursos naturales, por la extracción indiscriminada de materias primas, la contaminación generada en los procesos productivos y la gran cantidad de residuos.

Gracias a la iniciativa de diversas comunidades ambientalistas, muchas personas están creando una conciencia Eco, en la que se preocupan por proteger los recursos naturales, se preguntan de dónde vienen y cómo han sido fabricados los productos que consumen y exigen industrias sostenibles, que reduzcan de manera considerable los niveles de contaminación. Esto ha generado que los empresarios y las grandes industrias busquen nuevas alternativas sostenibles, ecológicas, generando a su vez un consumo responsable.

En los últimos años la industria textil se ha convertido en una de las más contaminantes, ocupando el segundo puesto de la lista. Tal es la gravedad, que la ONU califica la industria del “Fast Fashion” en emergencia medioambiental, siendo esta la responsable del 20% de las aguas residuales y del 10% de las emisiones de carbono en el mundo; Deforestación, pérdida de biodiversidad terrestre y acuática, toneladas de residuos e impactos sociales entre otros. 

Es por esto que en el 2007 nació el concepto “Slow fashion”, que en otras palabras es la moda ecológica, moda sustentable, moda saludable, moda lenta, moda sostenible con el medio ambiente, creado por la activista Kate Fletcher, que decidió comenzar hacer el cambio. La escritora y amante de la naturaleza busca crear un equilibrio global, en donde se preserve el medioambiente, la conservación los recursos naturales, utilizando materiales ecológicos en su producción, para que luego del uso, las prendas puedan cerrar el ciclo por medio del reciclaje, reduciendo la huella de carbono generada en cada proceso, promoviendo una conciencia para vestirnos de manera responsable.

De acuerdo con lo anterior podemos realizar un ejercicio mental en donde analicemos cómo sería la moda sostenible. Para ello debemos comenzar por pensar en todo el proceso que la prenda tuvo que pasar para estar en nuestras manos; desde la plantación y cultivo de la semilla de algodón hasta el momento en que entra a la tienda. Teniendo en cuenta la empresa de diseño, impresión, transporte y comercialización de este.

Luego pasamos al Ecodiseño, donde se debe analizar el tipo y elección del tejido, y se pueden elegir materiales reciclados o recuperar tejidos y prendas, consumiendo así menor cantidad de manera prima en el proceso productivo, dando un respiro a los recursos naturales.

Al momento de hablar sobre la fabricación de las prendas, se debe tener en cuenta las materias primas que se usarán, en este caso hablaremos de aquellas fibras de las cuales están compuestos los tejidos sostenibles:

Fibras Recicladas: Estas son fabricadas a partir de residuos como son la lana reciclada, poliéster reciclado y el nailon reciclado.

Fibras naturales: Con escaso impacto como el algodón orgánico, el bambú, el cáñamo, obtenidas mediante agricultura ecológica.

Fibras naturales o sintéticas: Obtenidas a partir del reciclado de tejidos ya existentes o creadas a partir de desechos con procedencia diversa como puede ser Tencel, fibra de naranja, piña, entre otros.  

Luego de esto se revisa el caso de los estampados y tintes, aunque el tema aún es algo complejo por lo que se manejan químicos tóxicos, se están creando tintes naturales y otros biodegradables que ayudan a disminuir la contaminación.

Por último, y uno de los más importantes, es el embalaje, debido a que es uno de los procesos que generan más residuos, por lo cual se deben implementar paquetes reutilizables, ¡pero esto no termina aquí!

El 70% del impacto ambiental se refleja después que la persona ya tiene la prenda debido a el proceso que debe tener la prenda para mantenerla como el primer día, por eso es tan importante hacer uso de productos naturales, sin químicos, teniendo en cuenta el uso de lavadoras, planchas entre otros para no dañarla.

Para concluir te dejamos unos consejos que te ayudarán a reducir el impacto ambiental desde casa.

  •  Compra menos: Analiza inicialmente si necesitas esa blusa o pantalón en ese momento en tu closet, recuerda que por muy pequeña o ecológica que sea la prenda genera un impacto al medio ambiente.
  • Compra marcas sostenibles: Aquellas que te indiquen sus procesos en donde generen impactos positivos, también apoya la economía local, no es necesario adquirir una prenda que viene del otro lado del mundo, cuando hay tantas empresas con ideas muy innovadoras, de calidad.
  • No botes la ropa, piénsalo dos veces: Ésta inicialmente se considera basura y no se le hacen los procesos necesarios para que se reutilice, generando contaminación, mejor que eso trata de arreglarla, en este caso la creatividad puede hacer grandes cambios. * Dona la ropa a personas que lo pueden necesitar y le darán un nuevo uso. También hay marcas que recogen ropa ya sea propia o de otras marcas.
  •  Compra de segunda o alquila ropa: Últimamente es una actividad que se realiza en todo el mundo por medio de Apps y se pueden alquilar productos desde accesorios a prendas muy lujosas.
 ThredUp es una de las tiendas online más populares, en donde encontrarás más de 30,000 marcas para niños, mujeres y adolescentes que puedes comprar con muy buenos descuentos y también cuentan con el servicio “Equipo de limpieza” para que no tires tu ropa vieja.

Espero que este artículo te haya ayudado a entender un poco más acerca de la moda sostenible y todo lo que afecta, si no creamos una conciencia Eco para proteger el medio ambiente, todos nuestros recursos naturales se acabarán. Por eso debes hacer tu parte y ayudar a promover con tus familiares y amigos una moda responsable. 

Referencias

Relacionado