Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

MODA| Harry Styles de pies a cabeza

En una entrevista con la revista Rolling Stone, Harry Styles, anunció oficialmente que está por lanzar su segundo album de estudio. La fecha exacta todavía es un misterio pero las fanáticas y colegas ya empezaron la cuenta regresiva. A continuación, repasamos los distintos looks que usó en su primera gira mundial.

Atrás quedaron los días en que el ex One Direction subía al escenario a cantar de jean y remera. Hoy es un rockstar y según Billboard, rompió el record de ventas en la primera semana del lanzamiento de su primer disco solista con 230.000 copias. Definitivamente, necesita un atuendo que esté en sintonía. 

En los aeropuertos luce remeras simples como la icónica de Dior con la frase “We should all be feminist” (Todos deberíamos ser feministas). Sin embargo, en el escenario prefiere vestirse de gala. Cada una de las piezas que elige son creadas exclusivamente para él. Entre sus diseñadores recurrentes están Yves Saint Laurent, Calvin Klein y Alexander McQueen pero sin duda, su firma preferida es Gucci. La que viste en la mayoría de sus shows e incluso, cuando se baja del escenario. 

Cuando el diario The Sun le preguntó acerca de cómo elegía su ropa, el cantante oriundo de Manchester, dijo: “Es un buen momento para expresarse y divertirse. Es una de esas cosas que no deberían tomarse tan seriamente. Si queres usar un pantalón amarillo, usa un pantalón amarillo”.

En su paso por Argentina, el 23 mayo de 2018, lució un traje de Clare Waight Keller para Givenchy. Negro, con finas líneas verticales en plateado que brillaban en la oscuridad. Un diseño elegante, de la británica que estuvo a cargo del vestido de novia de Meghan Markle para su boda real. Algunas teorías conspirativas de las fans afirmaban que la elección se basó en un auténtico estilo tanguero. Otras, dijeron que fue el traje que Mick Jagger usó en su trigésimo cumpleaños, de la boutique inglesa Granny Takes a Trip, la real fuente de inspiración. 

Noches más tarde, en São Paulo, encandiló a las brasileñas con un chaleco negro que le rozaba el ombligo encima de una camisa de seda plateada. Los pantalones, negros también, con estilo oxford y detalles en terciopelo. Un look andrógino con vibras victorianas. Harris Reed, un joven diseñador de Los Ángeles, fue el responsable del glamour de las prendas. 

Para el concierto en Dallas, Estados Unidos, optó por un Alexander McQueen con flores bordadas. Todo rosa. Según Styles, el color más rockero. En el nordeste del país, en la ciudad de Pensilvania, se mostró con un Gucci que le combinaba con los ojos. Verde agua, liso y entallado. Debajo, una camisa blanca translúcida, abotonada hasta la mitad del pecho, que mostraba sin pudor sus tatuajes. 

Otro conjunto destacado fue el de su segundo show en el Madison Square Garden, Nueva York. Esa noche fue de blanco. Una vez más, pantalón oxford y un saco con grandes solapas negras. En el estampado de la tela se leía una frase en latín: “Memento Mori”, que significa “recuerda que morirás”. 

La vida será fugaz, pero con tan solo 25 años, Harry Styles ya es una personalidad consolidada en la industrial musical con un estilo que no pasa desapercibido. Con un magnetismo que seduce a cualquiera que lo vea caminar, le hace honor a su apellido y no pierde oportunidad de capturar el espíritu ingles en su mejor versión.

Por Oriana Tambucci

Foto: Hélène Marie Pambrun


Relacionado