Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Moda Consciente y diseño sustentable

VESTIDO E INSPIRACIÓN
MODA CONSCIENTE

Hablemos de moda ecológica y diseño sustentable:
A la hora de escoger nuestro vestuario existen varias opciones que dependerán de cada mujer. Lo importante es estar conscientes de la responsabilidad y las consecuencias de cada una de las acciones y decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana. Específicamente hablando de nuestro estilo personal, desde la ropa que usamos hasta los productos de belleza e higiene, debemos saber qué hay detrás de cada una de las marcas que decidimos usar.

En el mercado usualmente los productos más baratos y comunes son aquellos que obtienen su ganancia de la explotación a otros. Esto abarata los costos de las empresas que los producen y a nuestras manos llegan con precios muy accesibles. Las cremas, perfumes, desodorantes, shampoos, productos para el cabello, etc, etc. Suelen experimentar en animales. Los únicos productos que no experimentan en animales tienen un sello, una certificación o una explicación en su etiqueta aclarando que no lo hacen. Los productos deben ser libres de crueldad animal. Los productos que cumplen con estas características lo ponen en su etiqueta: producto orgánico, producto libre de crueldad animal, producto de comercio justo, etc. Si la etiqueta no dice nada, puedes estar segura de que millones animales han sido torturados en laboratorios de grandes empresas para que este producto llegue a tus manos como algo barato y de buena calidad ¡No te engañes! El cambio está en tus manos. Porque si no hay demanda para este tipo de productos, las empresas eventualmente dejarán de producirlos o cambiarán sus políticas como ya lo han hecho muchas.

La tendencia ahora es ser ecofriendly, porque no tenemos tres planetas más en los que vivir.
Debemos cuidar nuestros recursos con el mayor respeto a la naturaleza y a los seres vivos.
Pasó de moda usar pieles para verse genial. Ahora el uso de este tipo de prendas y accesorios (carteras de piel de lagarto, zapatos de cuero, chalecos de piel de zorro, chinchilla, jaguar, víbora, etc, etc.) simplemente se traduce en una ignorancia y superficialidad total de quien las lleva. Moda consciente es no utilizar cuero, fibras animales ni ningún producto derivado de animales.

Pero veamos, ¿qué es la sustentabilidad? ¿Qué es la moda ética? ¿Cuál es el impacto social y ambiental de la industria textil?
La sustentabilidad es el proceso por el cual se crea un equilibrio entre la producción, el consumo y el medioambiente. Este equilibrio se logra con respeto y plena conciencia de los efectos de la cadena de producción. En este sentido, lo óptimo sería utilizar recursos renovables para cualquier tipo de producción y al mismo tiempo no contaminar el agua, suelos, alimentos, ni dañar a las especies que habitan nuestro planeta. Es decir, vivir y producir en armonía con la naturaleza.
Sostenibilidad: “Satisfacer las necesidades de la generación actual sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras” Informe Brundtland 1987.

Entonces, la moda ética produce la ropa con materiales orgánicos. No utiliza fibras derivadas de petróleo, como las fibras sintéticas nylon y demás. No utiliza pieles de animales, sino que investiga y desarrolla, temporada tras temporada, materiales ecológicos con fibras vegetales que tienen propiedades vanguardistas, no se arrugan, se secan solas, no contaminan, son biodegradables, etc. También se utiliza materiales reciclados para producir las fibras. La industria de moda ética utiliza técnicas de teñido con pigmentos naturales, de esta manera no se contaminan aguas con químicos que además son altamente dañinos para la piel humana. A gran escala, en los procesos de producción se debe reducir la huella de carbono.
Proceso artesanal de teñido ecológico con plantas andinas
para la colección 2018 de la marca de diseño boliviano Cadabra.
¿Qué son las fibras orgánicas? Las fibras orgánicas son fibras vegetales como el algodón, bambú, rafia, lino, cáñamo, que no han sido cultivadas con la intervención humana, esto quiere decir que han crecido y se han desarrollado de manera salvaje, sin pesticidas, herbicidas, ni semillas transgénicas.

Impacto social: La industria textil es una industria tremendamente contaminadora. Empezando con el uso irresponsable de los suelos para el cultivo de fibras destinadas a la industria de la moda como el algodón y monocultivos en los cuales se utiliza una cantidad de pesticidas que afectan al ecosistema y los suelos se hacen infértiles al ser sobreexplotados. La cantidad ridícula de agua que se utiliza para estos cultivos también debe ser tomada en cuenta. Cuando hay lugares en el mundo y en nuestro propio país donde la gente no tiene agua pura para beber.
Los valores en nuestra sociedad están totalmente alterados y atrofiados por un sistema que no hemos elegido pero que podemos revertir.
No es lo mismo comprar ropa de marcas de moda que producen diseños bonitos y de temporada a precios accesibles, con una producción en línea y masiva, que comprar ropa única de diseño ecológico ¿Por qué? Porque las marcas de moda masiva a bajo precio, también llamadas “fast fashion” (moda rápida) consiguen estos precios utilizando mano de obra barata y muchas veces mano de obra esclava, lo cual significa la explotación de miles de personas, en su mayoría mujeres atrapadas en fábricas y ganando centavos para mantener a sus numerosas familias. En otros casos incluso se utiliza mano de obra de niños. Y claro, en la tienda están las prendas de marcas que cuestan 10 veces menos que una prenda única de diseñado, elaborada de forma ecológica, hecha a mano y de manera artesanal, también denominada “slow fashion” (moda lenta).

Otro punto a tomar en cuenta es el ciclo de vida de la prenda. En el caso de “fast fashion” las prendas pasan de moda en menos de un año, por lo cual hay que tirarlas a la basura. O, su calidad de confección y material es baja por lo que después de unas pocas lavadas la prenda no sirve más. ¿Qué podemos hacer? Lavar menos cada prenda. Comprar menos ropa cada año y más bien comprar ropa de calidad y atemporal que podamos usar y reutilizar año tras año. Y siempre, con un poco de habilidad manual, podemos rescatar la ropa para convertirla en trapos, accesorios, o hacer manualidades con los retazos. Es una tendencia el “do it yourself” “hazlo tú misma”. Actualmente hay marcas que reciclan prendas viejas, las destruyen completamente y con las fibras antiguas vuelven a producir hilado para tejer prendas nuevas. En este proceso se elimina a) basura b) sobreproducción c) la explotación de suelos para monocultivos de fibras de algodón d) granjas de animales.
En nuestro país hay otro importante tema que es el de la “ropa americana” ¿Qué pasa si la gente compra prendas a 5 bolivianos? Que la industria boliviana no puede prosperar. Comprar localmente es otro aspecto importantísimo desde el punto de vista de “moda consciente” y “sostenibilidad”. No existe ni existirá ninguna fábrica ni ninguna artesana o artesano, capaz de producir productos a este precio. Así que el talento humano y la mano de obra boliviana se ven desplazadas y despreciadas por ropa americana, producida por las marcas explotadoras y contaminadoras antes mencionadas. Y si bien, podemos verlo con ojos de “estamos usando esta ropa en lugar de tirarla a la basura”, estas prendas de vestir no fomentan de ninguna manera a la economía local, ni al crecimiento de los emprendedores locales.

Números en la Industrial textil:
– 250.000 fábricas textiles en el mundo.
– 40 millones de empleados con condiciones de trabajo injustas o en situación de explotación (mujeres y niños en su mayoría).
– 80.000 millones de prendas vendidas al año.
– 1400 camisetas producidas por minuto.
– 3000 litros de agua por camiseta.
– 2000 millones de toneladas de productos químicos vertidos al agua.

El modelo actual de producción textil debe evolucionar. En los países de Europa del norte cada vez se ve más esta tendencia de conciencia medioambiental y moda ética. Se desarrollan jornadas de moda sostenible, hay foros, ferias, conferencias donde se promueven este tipo de prácticas, ideología, conocimientos, tecnología, donde se habla de estos temas en un entorno de profesionales del medio y consumistas de moda.
Vayamos entonces a contracorriente y pensemos por nosotras mismas, elijamos, no caigamos en las publicidades ni nos dejemos atrapar por el marketing. Dejemos de consumir a ciegas, dejemos de ser objetos del sistema, dejemos de alimentar a la sociedad capitalista patriarcal.
La moda tiene un poder para transformar el mundo y está en nuestras manos elegir conscientemente.

Vestidos de diseño ecológico. Cadabra 2017. Diseño Boliviano. Hecho a mano.

http://cadabramoda.com

Relacionado