Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Mitos sobre perros

“Mi perra va a ser madre porque es bueno para su salud”. “Deja que se chupe la herida que así le cura antes”. Vamos a analizar brevemente las creencias más extendidas sobre nuestras mascotas, que no tienen nada de ciertas.

1. La saliva de los perros cura

Si esto fuera cierto ahorraríamos dinero, y disgustos para nuestros peludos, al no tener que ir al veterinario el 50% de las veces, pero es FALSO.  Cuando tu perro se lame una herida, lo que está haciendo es limpiar la suciedad de la zona. Hay tener cuidado ya wue un lamido excesivo dificulta la cicatrización e incluso producirse una dermatitis acral. Es por esto que se suele hacer uso de collares isabelinos tras intervenciones médicas.

2. Un año de perro equivale a siete años humanos

¡Este mito lo podemos comparar con la canción del verano! Todo el mundo lo ha escuchado en alguna ocasión. Pues también es FALSO. Aunque si es verdad que los perros envejecen más rápido que las personas, es imposible comparar su edad con la nuestra de forma generalizada ya que hay que tener en cuenta su tamaño, peso y hasta la raza. 

No nos equivocaremos si hablamos de un perro adulto una vez cumplidos los dos años y de uno anciano cuando pasa de los nueve. Lo que sí es cierto es que los perros pequeños suelen vivir más años que los grandes, pero calcular una equivalencia respecto a los humanos no tiene sentido.

3. Los perros ven en blanco y negro

¡Pues va a ser que tampoco! Los perros son capaces de distinguir entre colores tan diferentes como el azul y el amarillo, pero no entre los que son similares como el rojo y el naranja, que suelen percibir como una variación del gris o el amarillo.

Lo que sí es cierto es que su gama de colores es más reducida y que captan el movimiento mucho mejor que los humanos y su campo de visión puede llegar hasta los 250 grados.

Los perros, al igual que los gatos, poseen una capa de células en la retina o detrás de ella y que facilita la visión nocturna.

4. Un perro que mueve la cola está contento

Esto no es siempre así, os remito a la entrada sobre el lenguaje de la calma en perros si os interesa leer un poco más sobre este tema.

Junto a las orejas, la cola es la parte con la que los perros más expresan sus emociones, la agitan cuando sienten ansiedad o miedo y hasta para dispersar sus feromonas.

5. Si tu perro tiene la nariz seca está enfermo

Si dudas sobre el estado de salud de tu perro, lo mejor es que acudas a su veterinario, pero guiarte por creencias falsas como esta no te ayudará. Tu perro puede tener la nariz seca tras una larga siesta o debido al calor sin que eso implique una señal de alarma.

Existe una creencia muy extendida que dice que si un perro tiene la nariz seca tiene fiebre, ahora ya sabes que un perro sano puede tener la nariz seca pero si las dudas te asaltan, para saber si tiene fiebre, lo que hay que hacer es tomarle la temperatura por vía rectal con un termómetro.

6. Los perros no sudan

Los perros no tienen glándulas sudoríparas en su epidermis, pero sí en las almohadillas de sus patas, por eso dejan huellas húmedas en días de verano o tras un esfuerzo físico. También es esta la razón de que puedas notar que tienen un extraño olor en ellas. También se refrigeran por la lengua expulsando calor y evaporando agua. Para informarte un poco más sobre esta cuestión te remito a la entrada sobre golpe de calor.

7. La boca de los perros es más limpia que la nuestra

Su boca puede tener el mismo número e incluso más bacterias que la de las personas, sólo hay que darse cuenta de que además de comer, los perros lamen y muerden objetos constantementeDe ahí la importancia de mantener limpios día dientes mediante cepillados regulares, uso de juguetes específicos o limpieza bucal por parte de un veterinario.

8. Hay perros peligrosos por naturaleza

La etiqueta PPP o perro potencialmente peligroso hace referencia a determinadas características físicas de algunos perros tales como el peso y la conformación de su mandíbula. De ahí que haya razas que deben vivir con la condena de ser consideradas peligrosas, pero todos hemos visto perros diminutos con un carácter más propio del diablo. Aunque un pitbull y un doberman tengan más fuerza y musculatura el comportamiento de estos perros es SIEMPRE responsabilidad de la educación que reciben por parte de las personas con las que conviven.

Los perros no nacen siendo agresivos sino que aprenden a serlo. Los humanos somos responsables de que la educación que le damos a nuestra mascota sea la adecuada para que el animal esté psicológicamente equilibrado.

Se sigue creyendo erróneamente que hay determinadas razas como los pitbull o los doberman a los que se les queda la mandíbula encajada tras morder. Todos los canes pueden volver a abrir la boca después de morder.

9. Los perros pueden alimentarse de lo mismo que nosotros

Gran cantidad de alimentos presentes en nuestras casas son peligrosos para ellos, por lo que estamos ante otro mito.  empleos son: El chocolate, las uvas, las pasas, la cebolla y el ajo. pueden dañar sus células rojas.

En mi próxima publicación hablaré sobre todo lo que no deberían llevarse a la boca y sus consecuencias.

10. Si tu perro se come la pared es por falta de calcio

Otro mito más para olvidar. Hay muchas razones para que esto pueda suceder: falta de ejercicio físico, falta de estimulación mental, también existe un trastorno llamado pica o puede tener gastritis crónica.

11. Los perros de raza siempre están enfermos o su variante: Los mestizos no enferman nunca

Los perros de raza tienen una única forma de combatir las enfermedades y es la propia de su raza, determinada por su genética, pero esto no significa que estén siempre enfermos.

Por esto mismo la mezcla genética de los mestizos les hace disponer de distintas maneras de enfrentarse a las enfermedades pero tampoco significa que jamás se pongan malos.

12. Come hierba para purgarse y vomitar

Hay casos en los que sí se cumple esta afirmación pero también hay canes que ingieren hierba y ni están mal de la tripa ni acaban vomitando.

13. Los dóberman y rottweiler no reconocen por la noche

Esta creencia es totalmente falsa y no beneficia en nada a estas dos hermosas razas. Puede que un perro de cualquier raza, no un doberman o un rottweiler concretamente, no reconozca a su dueño cuando llega a casa en mitad de la noche pero se deberá a una de estas razones: que el dueño entre a casa sin hablar, que haya ingerido alcohol y su olor esté más difuso o que el viento que traería el olor de la persona sople en la misma dirección que su nariz y esta no pueda captarlo.

14. Las perras tienen que ser madres alguna vez en su vida

Ser madre no va a hacer que las perras estén más sanas y aumenta el riesgo de perros abandonados.

Lo que SI es verdad y está demostrado es que la esterilización disminuye el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Relacionado