Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Mi primer contacto con el mundo de la moda

Me acuerdo como si fuese ayer de la primera vez que conseguí entradas para la Mercedes – Benz Fashion Week de Madrid. Siempre fue un sueño poder asistir a la semana de la moda.

En un principio, la directora de mi escuela iba a acudir con una amiga; al final no iban a poder asistir, así que ella me regaló sus entradas, las cuales tendría que recoger en IFEMA el mismo día del desfile. 

Al desfile, me acompañó una amiga , pudiendo aprovechar la entrada doble. Una vez allí, nos dirigimos al mostrador de la entrada, donde la directora me indicó que se recogían las entradas. Me sorprendió, que mis entradas estaban a nombre de Nena Daconte, mi cantante favorita de la infancia. Allí nos dijeron que no había ninguna a ese nombre, por lo que tuve que hacer varias llamadas a la directora y a mi profesora. Sin éxito de conseguirlas en el mostrador, me dijeron que entrase al backstage y fuese a la sala de Duyos, de quien era el desfile.

Conseguimos acceder y llegamos a la sala, diez minutos antes del comienzo del desfile (el momento más crucial). Me asomé por la puerta abierta y vi a todo el mundo perfeccionando los looks súper rápido y con agobio, en lo que vi que un chico se acercaba a la puerta y le pedí dos entradas, explicándole por encima que las mías no estaban en el mostrador. Me las dio y corrimos a buscar sitio a dos minutos de empezar el show.

Localizamos los asientos y el desfile comenzó. No me creía estar viviendo eso en primera persona. Cada look era más sorprendente y el decorado y la música eran la guinda del pastel para un ambiente mágico. Se me hizo muy corto y llegó el momento en el que el diseñador salía a saludar y cerrar su desfile. Para mi sorpresa, era la misma persona que me entregó las entradas, Duyos. Imaginaos cómo nos miramos mi amiga y yo. Nos quedamos en shock al darnos cuenta de que era él. Me sentía en una película, mi sueño se había hecho realidad. A día de hoy, no tengo ni la menor idea de por qué no me dio por mirar ninguna foto del diseñador. 

Es una anécdota que guardo con mucho cariño y uno de los momentos más bonitos que he vivido, pero admito que hubiese sido un puntazo ponerle cara . Me siento muy afortunada de haber vivido mi primer desfile de esa forma y de que haya sido esa colección del gran Duyos.

Desde entonces, siempre que he coincidido con él le he reconocido y saludado. Es súper simpático, todo un artista. Gracias amigo.

Relacionado