Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Lush Cosmetics y la polémica de GH VIP

Después de hablar largo y tendido sobre la figura del community manager, esta semana estará dedicada, siguiendo el hilo del blog,  a la investigación de marcas concretas de las industrias de lo audiovisual, la moda y la cosmética y sus respectivos community managers. En la última entrada sobre las empresas cosméticas, os hablaba de cierta hipocresía por parte de las marcas a la hora de publicitarse. Pero claro, eso no significa que todas las empresas incurran en hipocresía. De hecho, hoy os voy a hablar de una marca con una filosofía muy concreta y acertada a ojos de la opinión pública. No todo iba ser malo, ¿no?

Lush Cosmetics es una marca inglesa creada por Mark y Mo Constantino en 1995. Se trata de una marca de cosmética que ofrece productos hechos mano por la plantilla de la tienda física, lo que ofrece una mayor frescura de los productos. Además, los productos son vegetarianos, en algunos casos veganos, y no testan en animales. Asimismo, apoya el comercio justo y apoya diversas ONG’S, y tiene un compromiso con la conservación del medio ambiente, por lo que fomentan lo que denominan como Naked Packaging, sin envoltura o con envoltura reutilizable, o en su defecto plásticos no vírgenes, que ya han sido reciclados.

En la cuenta de Instagram, @lushspain, podemos encontrar publicaciones en las que se refleja el compromiso de la marca con lo anteriormente mencionado. No se trata de meras publicaciones apoyando una causa, como os mostré en La máscara de la Industria de la Cosmética, donde muchas marcas intentaban asociarse a una serie de valores apoyando una serie de Días Internacionales, pero sin grandes acciones por parte de la marca. Lush no se queda solo en el dicho, o lo que es lo mismo, en la publicación, sino que además lo aplica a los hechos.

Si echamos un vistazo a su Instagram, podemos comprobar que Lush no solo se limita a hacer una publicación apoyando una causa en días concretos, sino que se trata de algo constante, mostrando a sus seguidores sus políticas de trabajo, como dónde adquieren las materias primas con los que hacen sus productos. Además. en su página oficial, no solo se puede acceder a sus productos o a información sobre las tiendas físicas, sino que contiene una especie de blog donde intentan concienciar a los usuarios sobre el comercio justo, la importancia de cuidar del medio ambiente y preservar  especies en peligro de extinción

Cabe destacar que Lush es una marca que no paga por publicidad, la marca apuesta por el boca a boca. Es decir, se promociona a través de las redes sociales, su página web y eventos que organizan con distintas personalidades e influencers. Cuenta con más de 900 tiendas repartidas por todo el mundo. De hecho, en 2017, Lush incrementó sus beneficios un 36,5% respecto al año anterior, y en España concretamente un 39,8%. Por tanto, podemos afirmar que la estrategia de marketing que llevan a cabo es, cuanto menos, efectiva. A pesar de que no se publicite en los medios tradicionales.

De hecho, en abril de 2019, el beauty manager de Lush UK anunció su salida de las redes sociales, a través de las mismas y de su página web. Lush UK, explicó que su política era no pagar por publicidad, y que se dieron cuenta de que debido a los cambios en los algoritmos de las redes como Instagram,  hacía que sus publicaciones solo llegaran a un 6% de sus seguidores, por lo que se verían “obligados” a pagar por publicidad, para llegar a todo su público. Pero Lush UK se negó a llegar a ese punto, y anunció su salida de las redes sociales, ofreciendo su página web para seguir manteniendo una comunicación más interactiva.

Sorprende la decisión, cuanto menos, cuando hemos estado hablando de la importancia de los community managers en un contexto donde impera una comunicación a través de las redes sociales. Todavía es muy pronto para saber si su salida de las redes sociales ha tenido alguna consecuencia en su crecimiento económico. Por otro lado, no es que haya cortado la comunicación con sus seguidores, sino que les ofrece otra plataforma, su página web oficial, donde se seguirá publicando información sobre sus productos y sus acciones para promover otro tipo de comercio, preocupado por el mundo que le rodea.

En mi opinión, esta decisión demuestra a sus seguidores que su filosofía de trabajo es algo tan importante para ellos, que están dispuestos a sacrificar un beneficio económico, como hizo cerrando sus tiendas, atendiendo al llamado de huelga por la emergencia climática. 

Por otro lado, saliendo del hilo de esta entrada, quiero hablaros sobre una polémica muy actual que se está dando en la actualidad. GH VIP está recibiendo fuertes críticas por la presunta violación a la concursante Carlota Prado en la edición de 2017 y que está teniendo trascendencia ahora. Las redes sociales viralizaron todas las noticias relacionadas con la polémica de GH VIP, y las marcas que patrocinaban y emitían publicidad durante la franja horaria en la que se emite el programa, empezaron a emitir comunicados a través de sus community managers, de la retirada de publicidad en horario de GH VIP.

Ya son casi 40 las marcas que han ido emitiendo comunicados sobre la retirada de su publIcidad durante la emisión de GH VIP. Los community managers tienen, o deberían tener, la misión de estar atentos a este tipo de problemáticas para asegurar una rápida reacción por parte de los directivos de la marca, para que no se les asocie con tal polémica. Por ello, deben de estar atentos a las redes sociales y a la actualidad. Las empresas de cosmética han sido algunas de las muchas otras  que han retirado la publicidad. Durante esta semana, muchos beauty managers han comunicado esta decisión en sus redes sociales.

El primer beauty manager en reaccionar fue el de L’Oreal París, seguido por Lancome, Maybelline, Garnier y por último Nivea. Ahora bien, estas retiradas se han ido dando a partir de este 27 de noviembre, cuando la polémica empezó casi dos semanas antes. La duda que me genera es, si la polémica no se hubiera viralizado, ¿hubieran retirado las campañas publicitarias? ¿Las marcas lo han retirado por una aversión real hacia un delito de violencia de género? ¿O solo cuando han visto que podrían salir perjudicados por anunciarse en esa franja horaria, que hasta ahora era prime time?

Os dejo con esta reflexión.

Relacionado