Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

L’oro Moro, el emprendimiento que crea camisetas a partir de botellas plásticas recicladas

La marca, nacida en Barranquilla, busca crear conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente y de reavivar nuestra conexión con la naturaleza.

Ver nacer marcas que de entrada le apuestan a una moda más consciente con el medio ambiente es una gran satisfacción y un indicador de que algo en la industria está cambiando. 

Es el caso de L’oro Moro, una firma de camisetas para hombre recién salida al mercado que debutó con una colección cápsula creada con materia prima reciclada y que le apuesta a básicos atemporales con un diseño minimalista, pero impecable, que están pensados para perdurar en el tiempo.

La iniciativa nació de los hermanos Eduardo y Anthony Losada, de 33 y 26 años respectivamente, apasionados por la vida marina. Hace un par de años, mientras realizaban su certificación en buceo, fueron testigos de la total desconexión del ser humano con la naturaleza y de la absoluta inconsciencia de su impacto en ella. 

Nadar en un mar lleno de basura y ver cómo los ecosistemas oceánicos intentan sobrevivir a pesar de ella, los llevó a un despertar propio, a cambiar sus hábitos de consumo y a querer hacer algo al respecto. Aunque no son diseñadores ni profesionales en el tema del medio ambiente, decidieron fundar una marca que reflejara su amor por un estilo de vida consciente y sostenible que le devolviera a las personas un poco de autorreflexión sobre la incidencia de sus decisiones en todo lo que les rodea. 

Esta fue la semilla de la cual germinó L’oro Moro en diciembre de 2020. “La marca nace no solo para crear conciencia del cuidado ambiental sino para conectar con la naturaleza, el mar y toda la flora y fauna que en él habita”, afirma Eduardo.

El interés de sus creadores era apostarle a un proyecto que generara impacto a nivel colectivo, crear prendas con significado, incluir procesos de reciclaje y transformación, y contar con un diseño impecable, cómodo y duradero. Pero, sobre todo, que fuera un producto 100 % hecho en Colombia. 

Una colección reciclada

Pero, ¿cómo ayudar sin ser parte del problema en una industria tan contaminante como la de la moda? Reciclar fue la respuesta. 

Nacimiento20 es el nombre de la colección con la que la marca hizo su estreno; cada prenda está compuesta por 45 % de desechos plásticos (aproximadamente tres botellas recuperadas de diferentes puntos de acopio), 50 % algodón reciclado y 5 % elastano. Todo es procesado en Medellín y luego convertido en el textil con el que se fabrican en Barranquilla las camisetas de la marca. En su elaboración se gastan, además, muy pocos litros de agua.

 

“Le apostamos a un diseño atemporal sin ceñirnos a colecciones o a temporadas, promoviendo el slow fashion. También realizamos pedagogía”, aseguran sus creadores. En sus empaques, hechos de materiales sostenibles y reciclables, no utilizan plástico y envían a sus clientes mensajes sobre la importancia de botar la basura en un contenedor destinado a ello, de conservar libres de desechos entornos cercanos a su Barranquilla natal, como el río Magdalena y las playas, y muestran su rotundo rechazo al plástico de un solo uso que tanto daño le hace al planeta. 

“Con esta colección cápsula estamos aportando nuestro granito de arena para salvar nuestros océanos y reutilizar los desechos que afectan al ecosistema marino”, concluye Anthony.

Síguelos en @loromorocol

Relacionado