Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Lo Humano

Escribir. Hace un año estaba en un proceso de selección para reemplazar a una gran amiga en un museo de arte moderno de la ciudad, de cuyo nombre no quiero acordarme :’) La pregunta que más he recordado de la entrevista es ¿te gustaría escribir sobre artistas a diario? Lógicamente la respuesta fue sí, amaría hacerlo, y lo amaría porque toda la vida he admirado el arte y he pensado que es fundamental dentro de toda concepción de lo humano. Como podrán darse cuenta, no pasé dicho proceso, pero aún sigo amando desde lo platónico ese museo de arte moderno.

Antes de eso tuve la oportunidad de realizar mis prácticas académicas en comunicaciones para un blog de moda, ahora sí de cuyo nombre no quiero acordarme, porque la experiencia fue frustrante en muchas dimensiones. Valiosa en la medida en que comprendí que ese no era mi campo profesional, que si la moda me interesaba era por algo que iba más allá del discurso “influencer light” que tanto está en boga entre las blogueras colombianas por acercarse a las internacionales, aunque algunas se han entendido como una voz dentro de la industria que debe servir para que las audiencias se expresen a través de ellas.

Con estas anécdotas quiero contextualizarlos para que entiendan qué me trae aquí. Durante este año han sido muchas las búsquedas de un lugar dentro de las industrias culturales, la mayoría de ellas sin eco alguno, pero en esta búsqueda me he encontrado con personas maravillosas, con procesos e iniciativas que no tienen igual y que por lo menos desde mi lugar como ciudadano de a pie no había conocido. A través de este blog deseo contar esas historias, puede que mi voz tenga incluso menos eco que las voces de algunas de esas instituciones, pero las deseo narrar porque cuando me preguntaron ¿te gustaría escribir sobre artistas a diario? me di cuenta de que no sólo quería escribir sobre artistas, quería hacerlo sobre lo humano, sobre la cultura, el arte y lo social.

Aquí estoy entonces un año después contratándome para realizar esa labor tan hermosa, que quise desarrollar en ese museo de arte moderno de la ciudad de cuyo nombre no quiero acordarme.

Relacionado