Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Lilith and The Lotus

Macarena Martínez, fundadora de Lilith & The Lotus nos abre las puertas de su taller de macramé en Capileria para mostrarnos su faceta más artística.

“El proyecto surge durante mi etapa en Barcelona, en 2016. Vengo de una familia de artistas pero nunca había probado una técnica que se me dise especialmente bien”. Durante su estancia en Barcelona, Macarena conoció a diferentes artesanos y aprendió la técnica del macramé, un hobbie que se convirtió en una manera de estar consigo misma. “Nunca tuve un objetivo concreto más allá de crear piezas de gran belleza visual. Sin embargo, la gente estaba muy interesada en las piezas e incluso me contactaron de revistas como AD o Interiores”.

Lilith & The Lotus busca crear piezas que aporten belleza al entorno, cuidando aspectos como la armonía, elegancia y sencillez. Son diseños que presentan nudos “limpios” para que la pieza en su conjunto mantenga un equilibrio, transmita paz, tenga un diseño actual y encaje que las nuevas tendencias. Es por esto que los valores de la firma representan la forma de ser y de expresarse de Macarena, lo que puede verse reflejado en la calidad de la materia prima que escoge para crear las piezas, en el respeto por la naturaleza, las personas y los oficios antiguos. Nutriéndose de la naturaleza y buscando la inspiración en los tejidos naturales, la pintura, música, las composiciones florales, la moda o arquitectura, Macarena nos cuenta como trata de alejarse de influencias de personas ajenas para poder desarrollar la técnica por sí misma y que el macramé no se quede estancado.

“Entiendo que la forma de consumo está cambiando poco a poco. Que hay mujeres como yo, que valoran la producción artesanal, la calidad”. Las piezas tienen una particularidad y es que son productos que se crean especialmente para un lugar y persona concreta, haciendo que el proceso sea aún más íntimo y personal. Asimismo, Macarena hace especial hincapié en que la materia prima sea de la mejor calidad para asegurarse de que las cuerdas mantendrán el mismo aspecto durante mucho tiempo. “La calidad me preocupa bastante, por lo que si no encuentro el tipo de cuerda que me parece óptimo, prefiero parar la producción antes de ofrecer un mal producto”.

Pero, ¿qué es lo que hace de Lilith & The Lotus un proyecto tan especial? Su sutileza. “Pienso que la artesanía puede tener un espacio importante en las tendencias actuales y no quedar como algo hippie con tintes despectivos. Cuando muestro mi trabajo a compañeros y compañeras artistas de distintos sectores, coinciden en que mi trabajo, al igual que las piezas que ofrezco, están marcados por la elegancia”.

Relacionado