Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Legs-apart. La libertad de abrir las piernas sin etiquetas.

Hoy leí un artículo de Linda Stein llamado Legs Together and Apart donde pude reflexionar sobre la conducta adquirida de cerrar las piernas.
La verdad es que cuando niñas nos enseñaron que debíamos sentarnos, jugar y expresarnos con las piernas juntas, manteniendo una postura, una COMPOSTURA, un código social que nos impusieron como concepto de feminidad y si no lo seguías en público comenzaba el cuestionamiento a tu personalidad. Si al igual que los hombres, me gusta hacer otras posturas con mis piernas, soy menos mujer? Los hombres que juntan sus piernas son menos hombres?

Detalle de las piernas de las 16 candidatas Miss Universo Chile 2014, en el Hotel Renaissance.
Foto: Javier Salvo / AgenciaUno

Lo propiamente femenino que redactó la real academia de las normas, asumió por nosotras y nuestros cuerpos debieron permanecer contraídos, disminuidos, contenidos. También pasó en la moda y famosos editores y escritores se horrorizaban si alguna mujer respetada figuraba sin cruzar sus piernas.

La diferencia con los hombres es que ellos pueden y reclaman su espacio para abrir sus piernas mientras que nosotras debemos mantenerlas cerradas frente a ellos…para no provocarlos? para protegernos? si abrimos nuestras piernas estamos transmitiendo un mensaje sexual al interlocutor? Si subo una fotografía con mis piernas abiertas estoy insinuando que ofrezco mi vagina o algo? Estamos comunicando un asunto prohibido? algo feo? Es mi modo Slut? pues yo creo que los códigos del lenguaje corporal están obsoletos, al igual que asignarle etiquetas a nuestra corporalidad MALDITA SEA SÍ.

Basta de etiquetas! hoy las mujeres queremos poder movernos cómodamente también, queremos dejar de sentirnos contraídas, y también queremos que el separar nuestras piernas o no, sea algo totalmente natural y no un “mensaje oculto” determinante. Recuerdo cuando mi abuela me contó una anécdota de infancia, donde ella amaba cabalgar pero le gustaba hacerlo en bosques lejanos porque en los años 30, una mujer no podía subirse a un caballo con las piernas abiertas, lo hacían sentadas de perfil sí, como las princesas de cuentos hueones, entonces huía lejos y cuando nadie la podía ver, abría sus piernas y cabalgaba a toda marcha sintiéndose totalmente libre y feliz.

Esa transición que deja atrás el sexista código de conducta femenino, (y masculino) podemos verla en la historia de la moda también y es muy reconfortante sentir que hay creativos, estilistas, fotógrafos, editores, directores, rostros…luchando por un mundo donde somos libres con nuestros cuerpos, lejos de los estereotipos, de las connotaciones impuestas y espero poder ir mostrando en este humilde blog el trabajo o intención de cada uno de ellos.

Mientras tanto les dejo la invitación a no temer cómo luzcas con tu cuerpo mientras sea cómodo y placentero para ti, separa tus piernas si deseas sentirte más grande, más firme, o como desees. También les dejo este aperitivo de corporalidad en la moda que esta libre de sexismos que me encanta!

Relacionado