Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Las redes sociales como nuestra nueva forma de comunicarnos en tiempos de pandemia

Link imágen portada

Una de las tendencias más claras en este contexto de Nueva Normalidad fue el aumento abrupto del uso de internet como medio de comunicación, entretenimiento y trabajo.

El mundo virtual pasó a primer plano en la vida de todos tanto a nivel social como profesional. 

Antes se acostumbraba a asociarlo con las nuevas generaciones ya que eran quienes tenían más dominio. Pero la falta de interacción social durante la pandemia obligó al público más adulto a interiorizarse y aprender. 

El encierro, derivó en que todos tengamos más tiempo de ocio e hizo que aumentara nuestro uso de las redes sociales. Entre ellas Instagram, Facebook y Tiktok. 

Los usuarios hemos apuntado hacia nuevas formas de entretenimiento. Una de ellas es Tiktok, es más, podríamos decir que se ha convertido en la red social de la Nueva Normalidad. Pasó a estar en el puesto 79 del Top 100 del BrandZ 2020 durante la cuarentena según el artículo.

Esta plataforma digital es una aplicación para celular originada en China hace cuatro años para iOS y Android. 

Según lo que pude investigar en Wikipedia, TikTok se fusionó en el 2018 con la aplicación musical.ly manteniendo el mismo nombre. 

En esta aplicación móvil los usuarios crean videos cortos de sí mismos, usualmente con música de fondo a los que se le pueden poner diferentes filtros, bajarle o subirle la velocidad. Tiene la opción también de hacerlos de hasta 15 o 60 segundos. 

A su vez, entre los usuarios pueden interactuar, seguirse, darse “me gusta” y comentarse. Sus cuentas pueden ser tanto públicas o privadas.

Empezó por cautivar a los jóvenes y hoy día, han quedado prendados de ella también niños, adultos mayores y famosos. Las marcas han tenido que amoldarse a ella, pues se ha impuesto como un nuevo lenguaje de comunicación.

Abarca todo tipo de temática: canciones, recetas, bailes, chistes, consejos de belleza. No hay límites. 

Eso sí, para entrar en su mundo, debes adaptarte a su propio lenguaje, diría yo, despeinado, sin vergüenzas ni miedos de mostrarte auténtico, desestructurado. Es la espontaneidad en su máxima expresión. Muestra el perfil humano de los usuarios. Los errores están permitidos y hasta se prefieren frente a lo perfecto. 

Es una estética 100% natural. Una aplicación con personalidad propia. Apunta a la originalidad y la creatividad. 

Las marcas han tenido que cambiar su estrategia cuidada de marketing para poder llegar al público. Mostrar sus productos en estado puro, casi sin que se note que están queriendo vender. Han echado mano a colaboradores e influencers para tener mayor llegada a su público. La plataforma les permite comunicarse con su público objetivo.

Imágen extraída de aquí

Por ejemplo Crocs que creó su propio usuario donde comparte sus propios videos y de influencers.

Sephora es una marca que contrató a influencers conocidos en Tiktok “tiktokers” para que hagan videos con sus productos.

Otro claro ejemplo es la archifamosa Rosalía, joven influencer que ha hecho virales por esta plataforma una marca de zapatillas Nike, tan solo con mostrarlas. Rotas, sin hacer mención a su marca, han sido tendencia en ventas. Todos quieren tener sus zapatillas

En fin, debemos estar en constante adaptación al cambio y tener en cuenta, como marca, a dónde está apuntando mi público objetivo para llegarles en su mismo lenguaje. 

Nuestra normalidad es otra, luego del COVID19. Si queremos estar a la moda, al tanto de lo viral, debemos adaptarnos a TikTok, respetando sus reglas.

Relacionado