Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Las marionetas de la Torre Eiffel

Estos “Novios de la Torre Eiffel” tienen su historia: este divertido ballet de Jean Cocteau fue creado en efecto en 1921 en el teatro de los Campos Elíseos por los animadores y músicos del “Buey sobre el tejado” para los Ballets suecos de Rolf de Maré con Jean Borlis. Un cuarto de siglo más tarde, las marionetas se preparan para representar los mismos papeles: durante la guerra de los artistas prisioneros, Hubert Gignoux y Pierre Morel habían valientemente representado en su oflag un espectáculo montado en su totalidad por ellos: sus actores eran muñecos de madera pegados con los medios de la fortuna. A su regreso del cautiverio, presentaron este espectáculo con la ayuda de Yvette Cordreaux, Josane y Henry Orangé. Ellos esculpieron de nuevo, pintaron y pulieron nuevas marionetas – esas que son las estrellas del teatro de los Campos Elíseos. Estos pequeños personajes son montados sobre guantes adaptados a la mano de cada manipulador y traducen así directamente su gesto: el movimiento no se descompone ni se discontinua como el de las marionetas de hilo.

Los señores Morel y Gignoux sedujeron a Jean Cocteau al confiarle su deseo de montar “Los novios de la Torre Eiffel” y que él asistiera a algunos ensayos pues la puesta en esenca exigía la adaptación. Es Jacques Fath el que se divirtió vistiendo a los novios y su cortejo inspirándose en la moda de 1925. Estos nuevos actores permanecen mudos y miman la acción que es explicada y comentada con entusiasmo por dos fonógrafos. ¡El espíritu del autor, el talento de las marionetas y la imaginación del diseñador han dado una vida sorprendente a estos simbólicos muñecos en ruta hacia las bodas de oro!

Sin título

Relacionado