Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Las celebrities y los influencers son el mejor escaparate para las marcas

El poder de la influencia se ha multiplicado exponencialmente gracias a las redes sociales. Las celebrities y los influencers son el nuevo espejo de las marcas. Estas personas son capaces de condicionar los gustos y las necesidades de sus seguidores.

Las firmas son conscientes de esta singular capacidad y la aprovechan en su beneficio. Mientras que con su apariencia en revistas especializadas llegan a un grupo concreto de personas, con los influencers han conseguido atraer otro tipo de consumidores, que jamás se hubieran interesado por este tipo de productos si una celebrity no se los hubiera mostrado. Según el informe Influencers Marketing report 2020 de Launchmetrics, el 95% de los profesionales de la moda reconoce que sus ventas se han incrementado gracias a campañas con los influencers. Estos programas de marketing aumentan la notoriedad de la marca, incrementan las ventas y apoyan la estrategia digital.

Las marcas buscan famosos que tengan un gran número de seguidores y cuenten con un gran poder de influencia para hacer colaboraciones con ellos y, de esta manera, dar más visibilidad a sus colecciones. Los términos del contrato colaborativo son muy sencillos y cualquiera puede adaptarse a ellos. Se deben representar los valores y la esencia de la firma a través de diversas publicaciones. Los influencers comparten los productos promocionados en sus redes e informan de manera positiva sobre ellos. Si el engagement de estos famosos es muy alto, la venta de productos será mucho mayor. Las inversiones en programas de marketing de influencers en 2020 continúan creciendo, aumentando aproximadamente entre un 10 y un 30% este año. El 39% de los profesionales afirma que sus marcas invierten más de 20.000 euros al año en influencers y se estima que esta cifra siga al alza, según datos de Launchmetrics.

Un ejemplo de celebrity que difunde contenido patrocinado a través de sus redes es la cantante malagueña Ana Mena. La artista es imagen de varias marcas, entre ellas, destaca Puma y, gracias a su carrera musical en Italia, ha conseguido modelar para firmas italianas como Dolce Gabbana o Liu Jo.

Laura Escanes es otra de las influencers con gran engagement entre su público. Tiene colaboraciones con firmas de alta gama como Dior y otras con marcas más comunes como Adidas, Women’ secret o Shein. Estas empresas envían productos y códigos de descuento a sus colaboradores, para que estos los muestren a sus seguidores. Esa mínima rebaja de dinero incentiva la compra de los artículos. Además, los consumidores son atraídos por la imagen que desprende el influencer con esas prendas. Los jóvenes quieren imitar a sus ídolos y se lanzan a las webs de las tiendas para materializar sus deseos.

Relacionado