Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La profundidad de “o’Cala”

Carla Albero es vida. Es agua. Ella es la pasión plasmada en cada uno de sus diseños, su día a día es inspiración para luchar por un mundo mejor.
Su mar, su familia, sus valores, su humanidad, son los pilares clave para diseñar y ella los proyecta con alma y creatividad.
Sus diseños son únicos y especiales como lo es ella. Sacados especialmente del mundo marino y de su mundo tan particular.
Una diseñadora profunda y mágica que quiere transmitir un gran mensaje a través de su ropa, especialmente en una colección de baño adaptada para cualquier deporte y modalidad.
Una diseñadora que desea que quien lleve algo suyo se sienta luchadora, haciéndola más bella todavía.

Aquí dejamos el enlace a todo su trabajo: https://www.instagram.com/o.cala_eco/

Su proyecto consistía en un análisis exhaustivo del mundo marino a través de su experiencia como sirena, en la creación de prendas de baño diseñados con alma donde la estampación jugaba un papel importante, la selección de tejidos ecológicos y un mensaje universal que es hacer un mundo mejor a través de la moda, que al fin y al cabo ese debería ser el mensaje de todos los diseñadores, seguir su ejemplo y cuidar de nuestro medio ambiente.

Carla se inspira en la naturaleza, en todo lo que le rodea, todo lo que incluye el mar, el agua, las olas, los animales marinos y no pueden faltar las conchas, algo muy característico en ella. Se inspira en la belleza e inmensidad de las pequeñas cosas, los detalles, la vida en sí. Aunque no hay mayor inspiracion que Carla, y aunque ella no lo supiera, su inspiración es ella misma, sus hábitos, su rutina diaria que lo extraía realmente de ahí.

Lo que hay que destacar de ella es su humanidad, su bondad, su buena energía y su sonrisa. Carla es pureza, es vida, es color, es originalidad, es frescura y cada diseño lleva su huella, su experiencia, su luz propia y su corazón acuático. Destacar sus valores y sobre todo lanzar el mensaje de que hay que seguirlos, por ella, poner cada uno un grano de arena, nunca mejor dicho y continuar su labor, eternamente.

Quisiste hacer del mundo un lugar mejor y más respetuoso, y lo conseguiste. Tu luz nunca dejará de brillar Carla.

Relacionado