Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La prenda más sostenible es la que ya existe

La industria textil representa a la perfección la imagen de una moneda con sus dos caras. Blanco y negro, riqueza y pobreza, creación y destrucción.

Esta industria está catalogada como la segunda más contaminante a nivel global, ya que ella solita se encarga de producir el 20% de las aguas residuales y el 10% de la huella de carbono de todo el mundo. Además, es ya por todos (o casi todos) sabido, que la gran mayoría de marcas trabajan en/con fábricas de Asia en las que se explota a sus trabajadores y se vulneran sus derechos.

Por otro lado, esta industria mantiene el empleo de 50 millones de personas en todo el mundo y es también una de las más lucrativas.

Por eso, creo que la moda más sostenible posible es la que procede de todas esas prendas en las que ya se invirtieron recursos para fabricar, es decir, las prendas que ya existen, tiendas de segunda mano, las donaciones, los alquileres como los que propone Ecodicta y las aplicaciones de compra-venta como Wallapop, Vibbo o Vinted.

Hoy quiero hablarte de alternativas sencillas para contribuir a la reducción de huella de carbono y contaminantes que produce la industria o, dicho de otra forma: alternativas para no seguir comprando ropa sin ton ni son 😋

“La ropa no cambiarán el mundo. Las mujeres que la llevan, sí.”

— Anna Klein

Tiendas de segunda mano

Hubo un tiempo en el que las tiendas de ropa de segunda mano apenas tenían cabida en las ciudades. Por suerte, esto cambió hace algunos años gracias a la nostalgia y el resurgir de lo vintage y a la crisis económica que llevó a muchos a tener que buscarse la vida (y la ropa) en sitios que jamás habían adivinado.

A día de hoy, las tiendas vintage o de segunda mano están a la orden del día, ya sea online o a pie de calle.

En muchas grandes ciudades como Madrid o Barcelona existen incluso cadenas de este tipo de tienda como Humana.

Estas tiendas consiguen su stock de dos formas principalmente, según su modelo de negocio: a través de donaciones o a través de la compra de ropa de segunda mano. Sea como sea, ayudan a alargar la vida útil de la ropa de forma significativa.

Aquí tienes algunos enlaces para que si no lo has hecho todavía, comiences a explorar el maravilloso mundo de las tiendas de ropa de segunda mano:

“La moda rápida es como la comida rápida. Una vez que el azúcar se ha ido, sólo te deja un mal sabor de boca.”

— Livia Firth

Ecodicta

Hace unos días, buscando información sobre la industria textil y cómo avanzar un paso más en sostenibilidad, descubrí Ecodicta, una startup española con una propuesta de valor realmente interesante: el fashion sharing.

A priori, podría parecer que Ecodicta funciona como cualquier otra caja de suscripción de moda (como Lookiero, por ejemplo), pero nada que ver en realidad. Y es que el fin las suscripciones de Ecodicta, no es que compres la ropa que te llega (aunque siempre te queda esa opción si te enamoras perdidamente de algo) sino que la alquiles durante un mes.

El funcionamiento es sencillo:

  1. Eliges uno de sus planes mensuales y te suscribes rellenando un formulario de tallas y estilo.
  2. Recibes, cada mes, una caja del plan elegido (con 3, 4 o 5 prendas) para disfrutar durante 30 días.
  3. Cuando acabe el mes, devuelves las prendas (también puedes comprar alguna si te encanta).

Haciendo uso de iniciativas como las de Ecodicta, compras menos, compartes más, reduces tu huella de carbono y ahorras dinero y tiempo. Una alternativa bastante más sostenible que comprar en, por ejemplo, Primark, ¿verdad?

Se dice que el tiempo cambia las cosas. En realidad tienes que cambiarlas tú mismo

— Andy Warhol

Vinted

Probablemente ya conozcas Vinted, aunque sea de oídas. De hecho, desde que empezó el tema del coronavirus, el bombardeo de publicidad ha sido casi constante en televisión.

Vinted es un marketplace que conecta la oferta (personas que quieren vender ropa que ya no usan) con la demanda (gente que quiere comprarla). Si bien es muy similar a Wallapop o Vibbo, al enfocarse en algo tan especifico como la ropa, hace más fácil que encuentres lo que buscas o que vendas antes de lo que quieres deshacerte.

Personalmente, Vinted, junto a las tiendas vintage, es una de las opciones que más me gustan para comprar ropa por varios motivos:

  • La App es muy intuitiva y sencilla de usar
  • Es una forma de comprar cómoda y bastante idónea para los que no tenemos mucho tiempo para andar yendo de tiendas
  • La mayoría de envíos de Vinted pasan por Mondial Relay, una empresa de puntos de recogida que incluye en la ecuación a negocios locales y de proximidad, compartiendo con ellos sus ganancias.
  • Se pueden encontrar tesoros a precios muy bajos.
  • Si vendes en Vinted, te obligas a revisar tu armario y deshacerte de lo que no usas, lo que no te vale, lo que no te hace feliz.

Te dejo un enlace de mi armario en Vinted por si quieres echarle un vistazo y hacerte una idea de los precios, lo que puedes vender, las formas de envío, etc. (Y si te gusta algo, ¡ya sabes! 😉)

¡Ah! Y si tú también quieres animarte a revisar tu armario y poner cosas que ya no necesitas a la venta, te dejo este enlace de invitación: ¡prueba Vinted! Si te registras a través de este enlace y subes 3 artículos en los 7 días posteriores a tu registro, ambos recibiremos una recompensa 😁

Otras formas de alargar la vida útil de la ropa

¿Qué haces cuando se te rompe un pantalón? ¿Y cuando un vestido o una camiseta se te quedan pequeños o demasiado grandes?

Aquí tienes algunas ideas para que la respuesta a estas preguntas no sea “tirarlo” nunca más:

  • Dona tu ropa usada a alguna ONG. Puedes llevarla a contenedores de ong que den una segunda vida a la ropa ofreciéndosela a personas en situaciones de dificultad económica.
  • Dona tu ropa en Humana. Puedes tu ropa, calzado o complementos a cualquier tienda de Humana, independientemente del estado en el que se encuentre porque lo que no sirva para vestir, se reciclará para hacer nuevo calzado, nueva ropa e incluso semilleros y otros bienes necesarios para proyectos ecológicos y de integración. Además, por cada lote que dones en Humana, la tienda te regalará un cheque de 10€ para gastar en sus tiendas.
  • Regala tu ropa a familiares o a quien sepas que la necesite. Heredar ropa siempre estuvo bastante estigmatizado, pero la verdad es que en mi familia siempre lo hemos hecho. Cuando hacían revisión de armario en casa de mis tíos, mis primos mayores venían a casa con bolsas de ropa para que nos probáramos mi hermano y yo y era todo un acontecimiento. A mí me encantaba probarme la ropa que había sido de mis primas (a quienes admiraba y a cuyo estilo aspiraba). Lo que me valía me lo quedaba, y lo que no, lo llevábamos al contenedor de donaciones De la iglesia de mi barrio.

En mi caso, procuro hacer revisión de armario cada 3 meses y suelo descartar sin demasiada piedad todo lo que lleve más de ese margen de tiempo sin usar, sea por el motivo que sea.

Las prendas rotas o dañadas las llevó a Humana para reciclar o las reciclo yo misma si pueden convertirse en paños, fundas u otros. La ropa en buen estado la llevo a contenedores de ONG y la que está casi sin estrenar o tiene un valor estilístico especial, la subo a Vinted.

¿Y si quiero o necesito comprar algo nuevo?

Por descontado, si quieres o necesitas comprar una prenda nueva, mejor hacerlo sabiendo a quién le compras, cómo fabrica, de dónde saca sus recursos y qué hace con ellos.

Por suerte, a día de hoy esta tarea es más sencilla. Ya existen centenares de marcas, pequeñas y grandes, que ponen todo su esfuerzo en fabricar moda sostenible para los seres humanos, animales y el medioambiente (tienes un buen montón de ellas en el directorio esperando a que las descubras ☺️). Así que puestos a comprar producto, que sea de estas marcas.


Y tú, ¿qué haces para asegurarle una vida más larga a tu ropa? ¿Compras en tiendas de primera mano o haces uso de tiendas físicas o digitales de ropa vintage? ¡Cuéntame! 💚👇🏻

Relacionado