Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

“La moda me ha cambiado la vida.”

Paseando por el recinto del Pabellón 14.1 de IFEMA un 8 de Julio, tras el memorable desfile de Juan Duyos en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid, veo una cara que me resulta algo familiar. Tras unas discretas gafas de sol, se escondía Aya Güeye, una de las muchas protagonistas del desfile del diseñador y miembro de ACME, Juan Duyos. No dudo en ir a felicitarle por su trabajo y charlar con ella acerca de la experiencia en la MBFW. Hablamos de moda, de Juan Duyos y de la vida. Como solía decir mi tía Carmen Orbegozo, “de nada en particular y, de todo en general”. 

Aya Gueye

Fuente: @aya_gueye

Senegalesa de nacimiento, a sus 27 años puede presumir de haber trabajado con profesionales que han marcado la Historia de la moda nacional e internacional. Creció en París y actualmente reside en Valencia. Comenzó su andadura a los 16, y desde entonces, no ha dejado de dar pasos hacia adelante. E incluso, zancadas, llegando a ser la ganadora del premio L’Oréal a la Mejor Modelo de la MBFW en 2018. La vida no se lo puso fácil, sin embargo, a esta madre, modelo y graduada en enfermería, es difícil pararle los pies. “Hay que ser fuerte” reza, “de lo bueno se extraen buenas experiencias, y de lo malo, se aprenden lecciones. Nos ayudan a crecer y a ser fuertes.” Madre coraje y yogui amateur, se sincera conmigo y me habla desde el corazón. Humilde, alegre y cercana, cuenta con toda mi admiración, no sólo por su trayectoria personal y profesional, sino también por su paciencia y capacidad de comprensión a la hora de hacer uso de mi oxidado y olvidado français a 40 grados bajo el sol madrileño.

Agencia Mad Models Premio L'Oréal 2018

Premio L’Oréal Paris 2018. Fuente: Agencia Mad Models 

¿Cuándo decidiste dar el paso al mundo de la pasarela y qué significado tiene la moda para ti?

“Lo supe desde pequeña. Mi abuela es costurera, antes de contar con la máquina de coser, lo hacía todo a mano y con mimo, bien hecho. Solía pasar horas mirando y haciéndole compañía mientras jugaba en una esquina con mis Barbies de color. Me enseñó a amar la belleza de los detalles, me transmitió un tesoro. Más tarde y por aquel entonces, yo era una chica muy delgada y no tenía muy buena autoestima. En la sociedad senegalesa, las mujeres delgadas no están bien vistas. Normalmente gustan más aquellas con muchas curvas, por ello, entrar en el sector occidental me ayudó a recomponer mi amor propio y a creer en el mundo de la moda. 

La moda, lo es todo para mí. Me ha ayudado a conocerme. Es un arte y una pasión al mismo tiempo. Un arte que me hace salir de lo normal. Tal y como yo lo veo, quienes la aman y aprecian tienen una sensibilidad especial. Lo cierto es que hablo desde las más puras emociones, porque a mí, me ha cambiado la vida por completo. Ha sido como una luz que ha transformado todo de un color que me hace vivir con verdadera pasión por aquello a lo que me dedico. La moda está en constante evolución, y yo, quiero evolucionar de su mano. Me ha invitado a conocer la libertad, yo misma me he reencontrado.”

¿Si te menciono a Juan Duyos, qué te viene a la cabeza?

Simplemente, le adoro. Recuerdo perfectamente cuando desfilé con él por primera vez, cuando ganó el premio L’Oréal al Mejor Diseñador. Recuerdo incluso lo que lucí aquel día. Me sentí tan a gusto… Todo lo que crea siempre favorece, tiene esa habilidad de resaltar la feminidad de cada silueta. Duyos tiene un estilo muy propio al que siempre es fiel y a pesar de ello, tiene esa capacidad de seguir sorprendiendo en cada colección.

Me emociono cada vez que desfilo para él y hoy, no ha sido una excepción. La puesta en escena  siempre es increíble y es algo que solemos comentar entre nosotras. Disfrutamos sumergiéndonos en el ambiente y el concepto que es capaz de crear. Hay veces, que quieras o no, tienes ganas de que todo acabe pronto, de desfilar rápido e irte. Sin embargo, con él, es diferente. En sus desfiles tengo ganas de salir ahí fuera y vivirlo. Pero es él quien marca esa diferencia. Transmite una confianza muy especial y está presente en todo momento. La confianza es así, cuando una persona se siente cómoda contigo, se deja llevar. Duyos te pone en su “salsa” y tú, puedes bailar. Comienzas a desfilar luciendo sus creaciones, y te das cuenta de que estás rodeada de belleza. Con Duyos, es pura felicidad.”

¿Cómo describirías la colección?

“Complicada pregunta. Femenina y sofisticada. Invita a vivir y soñar. Te hace viajar a Costa Rica a través de esos colores, formas y textiles. Esa es la “salsa” de Duyos. Tiene un estilo muy propio, y en esta Colección SS’20 se puede apreciar cómo crea para una mujer que quiere sentirse a gusto destilando elegancia y simplicidad través de una cuidadosa y minuciosa costura, y el culto al detalle.”

Aya Güeye for Duyos

Aya Güeye Juan Duyos SS’20 MBFW. Fuente: elle.es

¿Qué resaltarías de toda esta experiencia?

Creo que hay que aprovechar las oportunidades, ser curioso y tratar de ser feliz. Mi madre me solía decir “vas a llorar, a reír, pero vas a hacer mucho. Laisse toi faire”, y creo que tiene toda la razón. De todo se aprende. Hay que vivir experiencias, hay que probar. Da igual el color del plato, o si resulta desagradable a primera vista, pues para poder criticar, o mejor dicho, para poder hacer una crítica constructiva, primero hay que probar. Así es como he aprendido a conocer a las personas y he conocido el mundo de la moda. Igualmente es importante aprender a escuchar y a observar para llegar a conocer de verdad. Es importante ser una misma, sino, te pierdes y te conviertes en otra persona. Por ello debemos rodearnos de gente real y buena. Tengo la suerte de haber escogido personas que realmente valen la pena, y les estoy tremendamente agradecida. No hay que tener miedo.”

A veces el miedo es como una barrera…

Hay que romper la barrera del miedo, porque únicamente perjudica. A mí la moda me ha ayudado a ser quien soy, haciendo de mí una persona mucho mejor. Me ha ayudado a crecer. Antes tenía miedo del mundo, estaba acomplejada, pensaba que no gustaba a nadie y que debía agradar a todos. Ahora sé que primero, he de quererme yo, ahora sé, que todos somos iguales, y al mismo tiempo somos diferentes. Somos únicos, por tanto, especiales. 

Es cierto que hay mucha tensión y presión en esta profesión, mucha prisa. Es muy importante ser capaz de pararse a respirar y reflexionar. Al final aprendes a controlar las emociones y ser más fuerte emocionalmente. El “querer” es importante, pero ello, conlleva fuerza de voluntad. Trato siempre de tener la mente enfocada en lo positivo. Al fin y al cabo, todo pasa. Lo bueno es genial, y lo malo te ayuda a crecer, a ser más fuerte. Las malas experiencias, son como una luz, te hacen ver las cosas muchas más claras.”

IMG_2512

La modelo en Senegal. Fuente: @aya_gueye

La rítmica melodía de su teléfono nos devuelve a la realidad. En un rato, el equipo de Roberto Verino le espera para una prueba de vestuario y con una gran sonrisa me propone. Acepté, por supuesto. 

 

De nuevo quedé maravillada, embaucada y enamorada de aquello por lo que, tal y como diría Aya, tengo una “especial sensibilidad”. Y fue ahí cuando, por fin me reafirmé y lo supe. Supe que no me había equivocado de camino, y que yo también debía seguir caminando por mi propia “pasarela” de aquello que me hace feliz. Aquel lugar, esos maravillosos profesionales, esas creaciones de arte expuestas con sumo cuidado, Roberto Verino, un hombre cercano y humilde, su impresionante desfile al día siguiente… Pero eso ya, es otra historia.

Siempre he tenido una llave en mano, con la esperanza de que algún día abriría una puerta especial. De modo que quiero un enorme gracias a este año por mostrarme aquella puerta que llevaba tiempo buscando y por dotar de significado a todo esto. Al equipo de Blanca Zurita Comunicación, por acercarme a la realidad, los entresijos y el gran trabajo que esconde un desfile.

Y por supuesto, a Aya Güeye. Gracias. De corazón. Porque por personas como tú, creo en la Moda. Existe una gran diferencia entre el mundo superficial y frívolo que tristemente se puede llegar a hacer de este sector, y el significado que gente como tú dota a la esencia del verdadero arte de la Moda. Por profesionales como tú, creo en ella y en su magia. Porque gente como tú, como Duyos, como Blanca Zurita, me inspira. Porque el amar la belleza de los detalles, admirar el minucioso trabajo de lo bien hecho, ser consciente de la laboriosa tarea de equipo que hay detrás de la expresión de una idea inicial, que un día comenzó con un simple boceto a mano, creo que supone ser capaz de apreciar una forma de manifestación de arte. 

No es fácil tener que viajar a un país tan joven sin conocer la lengua, lejos de tu familia y con la incertidumbre del futuro. Pero tú Aya, apostaste por aquello que amas, por aquello en lo que tenías fe. Has trabajado duro, has sacrificado mucho a pesar de que tus esfuerzos que a veces, pueden no verse recompensados. Sin embargo, poco a poco se va apreciando el fruto de tu trabajo y por ello, te felicito. Felicidades. Fue una suerte que nuestras “pasarelas” se cruzasen y conocerte. Me sorprendiste, y mucho. Te deseo todo lo mejor en todos tus proyectos profesionales y personales. Porque sé, que harás maravillas.

Relacionado