Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La moda en cuarentena

Thanks to Kinga Cichewicz for making this photo available freely on @unsplash 🎁

Curiosamente la moda que se ha seguido durante la cuarentena es muy similar a la moda que se sigue en los litorales. Es ropa ligera, confeccionada con telas delgadas, holgada y con pocas apreturas. Las mujeres generalmente andan descalzas o en chanclas.

Bueno, hay dos cosas que tengo qué decir por mi parte. La primera de ellas es que aprendí que la mezclilla en realidad no es cómoda. Traje unos cuantos pantalones de mezclilla a la casa de mi madre y ya no me dieron ganas de ponérmelos. Prefiero usar shorts o bermudas.

La mezclilla es casual y más combinable, y sirve para combinarse con prendas más desenfadadas tales como playeras, camisas con patrones más caprichosos, y sobre todo tenis. Pero definitivamente no es cómoda.

La otra cosa que tengo qué decir es que, apelando a mi lado voyeurista, he seguido cuarentenas ajenas en Twitter. Hay muchas personas, sobre todo mujeres, que han convertidos sus cuentas en verdaderos reality shows en los que muestran una buena parte de lo que hacen diariamente, con virtudes y defectos, y dando muestras muy claras de cómo la forma de pensar de la gente ha ido evolucionando durante los días de encierro. Fue así como me dí cuenta de la moda que más llevan las mujeres en estos días.

Y una cosa lleva a la otra, y me he dado cuenta de que ha habido momentos en que la gente empieza a desvariar durante el encierro; empiezan los pensamientos extraños y las manifestaciones de emociones magnificadas. Pero creo que, en general, durante el encierro, sobre todo por la dimensión de la pandemia y por la manera en la que esta está siendo gestionada, nos sentimos vulnerables. Nos hemos dado tiempo para emprender algo, para ponernos metas diferentes, pero el sentimiento de vulnerabilidad está implícito. También me ha resultado curioso ver que hay esperanzas colectivas, sobre todo las que tienen qué ver con la regeneración de la naturaleza.

Foto por Kinga Cichewicz en Unsplash

Relacionado