Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La depilación a hilo, la última tendencia

Podemos pensar que la depilación es algo relativamente moderno, pero en realidad es una técnica que bien por higiene, belleza e incluso creencia religiosa; se lleva utilizando desde tiempos prehistóricos. Se han encontrado en cuevas piedras con filos, utensilios que la gente de la época utilizaría para afeitarse.

Además, en la cultura egipcia estaba prohibido entrar a los templos sin ir depilado. Un cuerpo sin vello se consideraba pulcro y bello, por ello las mujeres dedicaban días a cuidarse, incluso se rapaban el cabello para luego ponerse pelucas. Sus cremas eran combinaciones de sangre de animal y grasa de hipopótamo, o cera de abeja con azúcar, miel y más ingredientes naturales (esta última, en realidad, también se hizo popular en nuestra sociedad, véase la tendencia del Sugaring).

Si te interesa el tema de la depilación a lo largo de la historia, puedes consultar esta infografía pinchando aquí.

Sugaring o depilación con caramelo

Pero conforme avanza la sociedad, también lo hacen los métodos de depilación: desde las tradicionales pinzas, cuchillas, crema y cera, pasando por el láser hasta el hilo o el sugaring. Cada una de ellas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero la tendencia de la depilación a hilo ha ido adquiriendo muchos adeptos debido a su comodidad.

La depilación a hilo surgió por primera vez hace miles de años en países de Oriente Medio e India como solución a la gran cantidad de vello facial que suelen tener las mujeres de esos países, porque una vez más una piel sin vello era considerada pulcra.

Pero hoy en día ha adquirido mucha popularidad debido a que esta técnica esta altamente recomendada para pieles sensibles, con manchas y lunares. Además, este método elimina el vello de raíz y lo debilita. Por otro lado deja un resultado más limpio y definido, y no causa flacidez en la piel, cosa que si pasa en la depilación con cera, por ejemplo. Con la cera estiramos la piel excesivamente, lo que propicia la aparición de arrugas.

Pero, ¿cómo se hace?

Un profesional utilizará un hilo 100% algodón o seda, lo enroscará en él mismo y así conseguirá crear un “tirabuzón” que permitirá eliminar una fila entera de pelos de una sola pasada.

En temas de dolor, depende de la persona, aun así la mayoría comparten que no es para nada doloroso aunque hay que acostumbrarse a la sensación, además el pelo tardará más en salir por lo que la “incomodidad” que se pueda sentir merece la pena.

Y hasta aquí mi primer artículo, si tenéis alguna sugerencia podéis dejarla en los comentarios al final de este post, además de comentarme que os ha parecido.

¡Hasta la semana que viene!

Relacionado