Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La curiosa procedencia «atómica» del término ‘bikini’

Ya ha llegado el buen tiempo y cada vez nos apetece más ponernos el bikini y disfrutar de un día en la piscina o en la playa, ¿verdad? Pues la procedencia del nombre “bikini” es precisamente lo que os contaremos hoy. Porque ¿a quién y por qué se le ocurrió ponerle ese nombre a la famosa prenda de moda? Casi seguro que muy poca gente conoce la historia real.

Por una parte, nos remontamos al 5 de julio de 1946, fecha en la que se presentó en la piscina Molitor de París una de las piezas más famosas de la historia: el clásico traje de baño de dos piezas creado por Louis Réard.

Y, por otra parte, desde 1946 a 1958, los estadounidenses llevaron a cabo ensayos con bombas atómicas en una isla en el océano Pacífico. ¿Y que tiene que ver esto con el bikini? Pues nada más ni nada menos, que la isla donde hacían esos ensayos se llamaba Bikini. Ya os podéis imaginar por donde van los tiros.

Imagen aérea del atolón Bikini / Pinterest

El creador de esta pieza eligió ese nombre ya que consideró que esta prenda tendría, en la sociedad, el mismo efecto que una bomba atómica, sería un impacto explosivo. Y así fue, muchas modelos convencionales de pasarela se negaban a ponérselo en aquella sociedad tan conservadora. Tanto que a final lo tuvo que enseñar por primera vez una bailarina de estriptis, Michele Bernardini.

Hoy, prácticamente se denomina igual (con distintos acentos) en todo el mundo. Y el Diccionario de la Real Academia acepta las palabras ‘biquini’ y ‘bikini’, aunque es más correcta esta última por su semejanza con el nombre del atolón estadounidense.

Y una última curiosidad: en todos los países hispanohablantes el término es masculino, excepto en Argentina, donde se habla de ‘la’ bikini o ‘las’ bikinis.

Relacionado