Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La cosmética y el movimiento cruelty free

Cada vez son más las marcas que se unen al movimiento cruelty free. De esta manera se le llama a los productos que no se testan en animales en ninguna de sus fases de elaboración del producto. Testar en animales era una práctica muy habitual para comprobar si los productos producían ciertos efectos adversos como alergias. Para ello se aplicaban los productos sobre los ojos o las mucosas de los animales.

¿Cómo identificar estos productos?

El término ‘cruelty free‘ o libre de crueldad es una certificación que se adquiere por parte de la organización Cruelty Free International. Significa que la empresa que porta el logo en sus productos, y sus proveedores de ingredientes, no realizan, comisionan ni pagan por ninguna prueba en animales para ingredientes, formulaciones o productos terminados.

Son fácilmente reconocibles gracias a su sello del conejito de orejas rosas que forman un corazón o la imagen de un conejo saltando.

Es importante no confundir los productos cruelty free con productos veganos, ecológicos o de origen natural. ¡RECUERDA! La cosmética libre de crueldad animal no tiene porque ser vegana. Por ejemplo un producto de este tipo puede contener ingredientes de origen animal como leche o miel.

¿Puedo confiar en cualquier etiqueta que certifique ser cruelty free?

Al no existir unas leyes concretas sobre el etiquetado de productos libres de maltrato animal, los etiquetados, pueden generar dudas o desconfianzas. Lo cierto es que cualquier producto con la certificación oficial ‘cruelty free’ garantiza que se cumplan las normas. Sin embargo, al no estar regulado, es difícil comprobar si los productos que señalan ‘libre de crueldad animal’ sin presentar el sello pueden ser fiables o no.

Las marcas cruelty free

La revolución de la cosmética libre de crueldad animal hace que las marcas se preocupen por ser cada día mejores y realizar sus productos de una manera más ética y responsable. Además, lo hacen sin comprometer ni la calidad final del producto, ni el proceso de formulación y sin alterar el precio final.

Parece que esta nueva tendencia ha llegado para quedarse. Hacer una cosmética en mayor sintonía con el cuidado de nuestro planeta es posible y cada vez más necesario. Muchas de estas marca son ‘low cost’ lo que nos señala que una cosmética de calidad, comprometida con el medio ambiente, y asequible, es posible. Si estás comprometido con el medio ambiente a continuación te mostraré algunas marcas con las que es posible maquillarse sin dañar el medio ambiente.

  • CATRICE: es una marca de maquillaje low cost fundada en 2004 y que pertenece a Cosnova Beauty. Al igual que la marca Essence son 100% cruelty free y tienen una gran variedad de productos y colecciones. Productos como sus bases de maquillaje o sus máscaras de pestañas son los más famosos y con una gran relación calidad-precio.
  • WELEDA: es una de las marcas referentes en cosmética ecológica. Trabaja con productos cosméticos naturales, lo que la hace apta para todo tipo de pieles. Cuenta con el sello de certificación NaTrue, un sello internacional que certifica la cosmética natural y ecológica. Entre sus productos estrella destacan las cremas faciales.

Relacionado