Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿La arquitectura actual es amigable para los niños?

Por Mara Gómez y Daniela Tiscareño

  • Arquitectura moderna.
  • Importancia de adaptar un proyecto arquitectónico a niños.
  • Arquitectura kid-friendly.

¡Hola remolachosos! Esperamos que se encuentren súper bien, ya estamos a mitad del mes de los niños, ya dicen por ahí que es la segunda navidad.

¿Ustedes cómo viven esta fecha?  En Remolacha ya nos pusimos en modo festividad, por esta razón le dedicamos este blog a las pequeñas remolachitas. 

Para introducirlos un poco al tema de hoy, queremos hablarles de las últimas tendencias arquitectónicas. Hemos visto los espacios abiertos para aprovechar al máximo la luz natural; el estilo industrial, con su asimetría, uso de materiales como metal, madera y plástico reciclado; las viviendas inteligentes; la cocina como espacio protagonista de nuestras casas. 

Pero muchas de estas tendencias, se han pensado para gente adulta que las aplique en sus nuevos hogares o espacios de trabajos. Incluso lo hemos visto en los restaurantes, que cada vez hay menos áreas de juegos para los niños, u otros establecimientos que no son aptos para infancias o simplemente no les ofrecen algún espacio o atracción para que puedan distraerse o disfrutarlo como las almas alegres y juguetonas que son. 

Ahora se preguntarán, ¿cómo podemos aplicar la arquitectura para favorecer a los niños? Pues no es sencillo, pero ¡ojo! Tampoco imposible. Lo principal es poner especial atención a los detalles, aunque la mejor respuesta podría ser la interdisciplinariedad. Sí, consultar a un pedagogo o un psicólogo especialista en niños, puede ser de gran ayuda para optimizar espacios especiales para ellos. 

Optimizar espacios especiales para niños.

Pero, si un niño no aprecia la arquitectura a esa edad. ¿Por qué  es importante tomarlo en cuenta? Pues es muy sencillo, cuando somos niños nos da curiosidad absolutamente TODO. Estamos en una etapa puramente sensorial, esto significa que aprendemos a través de lo que tocamos, vemos, escuchamos, olemos y comemos. Al estar en un espacio que estimula nuestros sentidos, nos sentimos parte del entorno y esto fortalece directamente nuestra autoestima. Por eso dicen que los niños son como esponjas.

Los niños absorben todo, hasta el entorno en el que se desarrollan. Por eso es tan importante diseñar espacios adecuados para ellos.

¿Se imaginan un jardín de niños con sillas de adultos? Pues obviamente no, dado que es un espacio diseñado para pequeños, los muebles deben estar a su escala, esto les permite desenvolverse con fluidez y sentir que pertenecen a ese lugar. Las mini sillas no están ahí porque se ven tiernas. Al diseñar un espacio pensado para niños, ellos sienten una mayor confianza, y por ende aprenden más rápido.

Centro de eduentretenimiento,

Podemos tomar como ejemplo Kidzania. Kidzania, tal como su nombre lo indica, es una ciudad para niños. En esta ciudad los niños se convierten en “adultos”, y absolutamente todo está adaptado para ellos. Se caracterizan como un centro de eduentretenimiento, porque brindan la oportunidad de explorar, conocer y descubrir nuevas cosas. Aquí reafirmamos que cuando un niño se siente parte del ambiente, tiende a tener mayores estímulos cerebrales,  su estado de ánimo y confianza se elevan hasta las nubes.

Si analizamos la situación, todas las personas, inclusive adultos, necesitan este tipo de arquitectura dinámica, ¿no? Porque de no ser así las oficinas de Google no estarían diseñadas para “estimular la productividad, inspirar la creatividad y reducir el estrés”. Para pensar, señores.

En fin, terminaremos este blog informativo con los proyectos arquitectónicos más kid-friendly y pensados totalmente para los más pequeños. 

  • Biblioteca VAC, de Farming Architects.

Esta joya arquitectónica la podemos encontrar en Vietnam. Su principal atractivo es que combina la infraestructura de una biblioteca y la convierte en una granja. Vietnam es un país altamente contaminante, de acuerdo a cifras obtenidas por el New York Times, sus emisiones de carbono son altísimas y su producción de alimentos se ve afectada por tantos factores contaminantes. Por esta razón, crearon esta biblioteca para niños con la finalidad de inculcar a los más pequeños a cultivar y cosechar sus propios alimentos y cuidar el medio ambiente, porque ellos son el futuro. 

Biblioteca VAC, de Farming Architects.
  • Guardería infantil “Råå”Förskola”.

Esta guardería sueca se encuentra en Helsingborg, está compuesta por áreas verdes y un paisaje totalmente marino. Lo especial de este jardín de niños es que ofrece espacios amplios y recreativos para los pequeños, al igual que cuenta con espacios especializados según su edad.   

  • Playscapes de Atlanta, Isamu Noguchi.

La modernización urbana dejó a un lado las necesidades que los niños requerían, pero hubo alguien que pensó en ellos, Isamu Noguchi. Él se apropió de espacios comunes, como son los parques y espacios públicos, y los transformó en lugares recreativos con piezas arquitectónicas de gran importancia cultural.  Noguchi es un artista reconocido por sus esculturas, tanto que en 2016 se apropió del museo Tamayo, aquí en México, y lo convirtió en un espacio especial para niños con su exposición “Los parques de Noguchi”.

Playscapes de Atlanta, Isamu Noguchi.

Ahora entendemos la importancia de considerar a los más pequeñitos al momento de planear un espacio público y no minimizar sus necesidades. No olvidemos que la arquitectura margina a distintos grupos sociales, no solo a los niños. Debemos tener presente que la arquitectura debe ser inclusiva y funcional para todos.

Y eso es todo por el día de hoy, esperamos que hayan aprendido mucho y que hayan recordado esos días de gloria, cuando lo único que importaba era comer cheetos y lalitas congeladas después de la escuela. Los esperamos en nuestro siguiente blog. Bye bye remolachitas.

Relacionado