Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

La alteridad y la diferencia en las subculturas de los Scuttlers y los Teddy Boys, paralelos de la moda de finales de XIX – a la mitad del siglo XX, en Manchester UK

“Manchester, ciudad y distrito metropolitano en el condado metropolitano del condado urbano de Greater Manchester, al noroeste de Inglaterra. La mayor parte de la ciudad, incluido el núcleo histórico, se encuentra en el condado histórico de Lancashire, pero incluye una zona al sur del río Mersey en el condado histórico de Cheshire” (H.B. Rodgers, 2020)

En esta ciudad, a mediados del siglo XIX, fue uno de los ejemplos más destacados de la consolidación del modelo de la revolución industrial. ” La apertura de fábricas y las contrataciones masivas de obreros atrajeron familias enteras” ( Solórzano, 2017). Estas familias, de acuerdo con Solórzano ( 2017) ” llegaban a vivir en espacios hacinados”. Los obreros trabajaban a tiempo completo, como se puede reflejar en el retrato realizado por Charles Chaplin, en Tiempos modernos (1936). 

Sin ir más lejos, los determinantes que propiciaron a la creación de los Scuttlers, fueron los siguientes acontecimientos: en un primer aspecto, ” la guerra de Rochdale. ” Su modelo Francoprusiana apenas duro unos meses, pero los niños ingleses que jugaban a ser soldados siguieron peleando por su cuenta. Ya no formarían ejércitos sino pandillas (…)” ( Solórzano 2017); en un segundo aspecto, ” el tedio, el resentimiento y la falta de arraigo que había afectado las generaciones previas de niños obreros cristalizaron en un movimiento. Los pandilleros de Inglaterra” ( Solórzano 2017). 

Ahora bien, retomando las lectura sobre los artefactos culturales se puede evidenciar de que hay un contexto dado, una razón de existir de esta subcultura ( histórica, temporal, emocional) que posibilita a una red de significación, de acuerdo a patrones de identidad en su vestimenta. Retomando lo descrito por Solórzano ( 2017) dirá: ” se vestian de un modo que los distinguían de los demás. Usaban sacos con bolsillos terminados en pico, vistosas bufandas se seda un gorrito inclinado hacia el lado izquierdo, en ángulo suficiente para lucir un peinado también particular (…) Los zapatos de los Scutter eran zuecos terminados en una punta de metal afilado, apenas cubierta por los pantalones acampados (…) “

Las condiciones sociales en la que vivieron la clase trabajadora, de ese entonces, agregada con la criminalidad la violencia y el ” problema de los Scuttlers,”; fueron detonantes a que se incentivara programas, uno de ellos relacionados a cambiar las calles, las peleas y el control por el territorio, mediante la organización de partidos de Críquet, de Rugby y de Futbol. 

Ya en la posguerra de la segunda Guerra Mundial, “los scuttlers del siglo XX serían conocidos cómo los Teddy Boys” ( Solórzano, 2017). “ La semejanza más grande con sus antecesores era la apropiación de una forma de vestir que los distinguían como grupo, y que lanzaba el mensaje de que no eran delincuentes vulgares a pesar de su posición social (…) además les gustaba bailar. Con sus trajes exagerados y sus pasos de Jive, Rock and Rolly Swing, construyeron un personaje que actuaba y se movía para llamar la atención” ( Solórzano 2017).

Haciendo un contraste entre la alteridad y diferencia de estas subculturas surgidas en dos épocas diferentes, se pone en evidencia algunos cuestionamientos que fueron adaptados a sus artefactos culturales relacionados a los siguientes aspectos: ¿Qué creo que es igual a mí?, ¿Qué es diferente a mí? ¿Cómo lo sé? ¿Cómo lo manifiesto?

Y desde ahí, donde la alteridad y la diferencia posibilitaba la creación de unos artefactos culturales, que fueron moldeados y asimilados por grupos sociales generacionalmente diferentes, pero con la impronta de manifestar una impronta al paso del tiempo. 

Relacionado