Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

KOROMOGAE o cambio de armario

Aunque todavía no haga mucho calor, con la llegada de la primavera, del solecito y del buen tiempo, el cuerpo me empieza a pedir cambiar de ropa. Este año me he propuesto hacer el cambio bien y eso pasa necesariamente por hacer limpieza. Porque el orden lleva a la felicidad y, al menos a mí, vivir con menos cosas me aporta una sensación de ligereza que me relaja (¡me merece la pena aunque solo me dure una semana!).

Pero este año, antes de ponerme en plan Marie Kondo, he buscado algunos consejos para hacerlo bien y de una manera más fácil. Os los dejo a continuación.

Cómo hacer EL MEJOR cambio de armario:

  1. Puede parecer un poco vago pero el primer paso es identificar el estilo de vida que quieres para ti y que te ha llevado a tomar la decisión de hacer limpieza de tu ropa. ¿Es porque quieres vivir con menos cosas? ¿Porque quieres que tu armario esté más ordenado? ¿Porque solo quieres tener prendas buenas que te duren toda la vida? ¿Porque crees que la industria de la moda es perjudicial para el medioambiente y quieres empezar a consumirla de una manera más responsable? Esos motivos te pondrán en disposición de guardar algunas cosas y descartar otras. Cuando lo tengas claro, asumido y lo hayas visualizado, ya estarás preparado para el paso siguiente.
  • Los criterios de selección: ¿esta prenda me despierta alegría? Cuando hay algún motivo lógico para descartar una prenda -está rota, pasada de moda, no te la has puesto, etc.- es muy fácil. Lo difícil viene cuando no hay un motivo claro para hacerlo. Y el criterio de selección que nunca falla es el sentimiento que te produce esa prenda. ¿Te hará feliz ponerte ese vestido o ese pantalón? ¿Te hará ilusión volver a verlo la temporada que viene cuando hagas de nuevo el cambio de armario? Si la respuesta es no, deberías darlo.  
  • Haz la selección por categorías: pon todos los pantalones juntos y repasa uno por uno si te los vas a poner. Luego, sigue con las blusas. Y con todo lo demás. Por categorías. Esto te ayudará a hacer la selección de una manera más ordenada y, además, te facilitará tanto el momento de guardar la ropa en fundas o cajas (cabrá todo mucho mejor), como el momento en que lo saques todo la temporada que viene: podrás colgar todos los pantalones a la vez, todas las blusas a la vez, etc.
  • Cuando ya tengas preparada toda la ropa que vas a dar, puedes darle las gracias por los servicios que te ha prestado durante todos esos años. Y tendrás que pensar qué hacer con ella: ¿la regalas?, ¿la vendes?, ¿las dos cosas?

¿ Aquí os dejo algunas direcciones útiles. Cada día hay más opciones para volver a poner tu ropa en circulación:

Compran ropa en perfectas condiciones y tienen que ser prendas actuales (con menos de 5 años). Te envían una bolsa para que la llenes y la van a recoger gratis a casa.

También compran ropa que esté realmente bien: “aquella ropa que le darías a tu mejor amiga”. Pero hacer el envío cuesta 9,99 €. En esta pagina puedes encontrar el armario de algunas influencers.

Hace unos años Cáritas creó una iniciativa llamada Moda Re para reciclar toda la ropa que se deposita en sus roperos (podéis encontrar la localización del ropero más cercano en la web de Cáritas). A través de esta iniciativa, crean también puestos de trabajo para la reinserción laboral de personas en riesgo de exclusión. Y tienen tiendas en casi toda España.

Cuando se trata limpieza, hay que buscar la perfección. Y, cuando la alcanzamos, obtenemos un premio. Marie Kondo dice que acumulamos cosas materiales por el mismo motivo por el que comemos: por satisfacer un apetito: “Las compras compulsivas y el comer y beber en exceso son intentos de aligerar el estrés. La observación de mis clientes me ha permitido ver que cuando se deshacen de un exceso de ropa, adelgazan un poco, cuando se deshacen de libros y documentos, su mente se aclara y cuando reducen el numero de cosméticos y hacen limpieza en la zona de ducha y baño, su complexión se refuerza y su piel gana suavidad.” ¿Será verdad? ¡Es el premio!

Relacionado